Miércoles, 17.10.2018 - 13:41 h
Reunión bilateral sobre temas fiscales

Hacienda y Podemos ya negocian una subida de impuestos a las rentas altas

El bloque de izquierdas asegura que todas las posibilidades están abiertas, pero Hacienda pone límites y aclara que su intención es no tocar el IRPF

Fotografía Pablo Echenique Congreso
El portavoz de Podemos, Pablo Echenique, asegura que el Gobierno ya está dispuesto a hablar de una subida del IRPF / EFE

Subir el Impuesto sobre la Renta no entra en los planes del Gobierno para esta 'minilegislatura', pero la escasez de sus apoyos parlamentarios y la necesidad de sacar adelante el proyecto de Presupuestos para 2019 han persuadido a Podemos para tratar de forzar alguna medida que eleve la carga fiscal a las rentas más altas. Ésa es la 'pieza' que el bloque de izquierdas se quiere cobrar en su negociación bilateral con el Gobierno y así lo ha trasladado a la opinión pública este miércoles el portavoz de Podemos, Pablo Echenique, a la salida de la primera reunión específica sobre fiscalidad que ha mantenido con Hacienda para aproximar posturas de cara a un posible acuerdo sobre el proyecto de Presupuestos de 2019.

Echenique ha difundido que el endurecimiento de la presión fiscal a los ricos ya está sobre la mesa bipartita de negociación y que el Gobierno se ha mostrado dispuesto a negociar "sobre todo lo planteado en la mesa", un menú que según fuentes de la negociación no solo incluye una eventual subida del Impuesto sobre la Renta, sino un endurecimiento del trato fiscal del Impuesto de Patrimonio y la eventual creación de una nueva figura fiscal que grave la riqueza.

En el IRPF lo que quiere el bloque de izquierdas es que se cree un nuevo tramo con un tipo impositivo incrementado para los contribuyentes con rentas más altas y lo que pretende negociar, básicamente, es dónde establecer la consideración de un contribuyente como renta alta.

Cuándo etiquetar a un contribuyente como 'rico'

El asunto de cuándo considerar a un contribuyente como 'rico' a efectos de exigirle mayor contribución fiscal centró buena parte de la reunión. Según fuentes presentes en la reunión, Podemos trasladó su posición: subir los impuestos a todos los contribuyentes con una base imponible superior a 60.000 euros en el IRPF. Hacienda contestó que con una medida así no solo se penalizaría a las grandes rentas sino a colectivos profesionales como los profesores universitarios o los médicos y que aquello era inasumible.

Los negociadores del bloque de izquierdas plantearon que ese umbral podría situarse a partir de los 120.000 euros y al parecer eso ya le pareció a Hacienda más viable. Al parecer porque al equipo de negociadores de Podemos ese comentario les pareció una puerta abierta al diálogo, pero el Ministerio de Hacienda, que hasta este miércoles había mantenido silencio absoluto sobre la negociación, salió a la palestra para aclarar que su posición continuaba siendo la de no tocar el Impuesto sobre la Renta.

La introducción en los Presupuestos de 2019 de alguna medida que exigiera una mayor contribución a la caja común de las contribuyentes con rentas más elevadas es una línea roja de negociación para el bloque de izquierdas, según confirmó hace unos días a La Información el portavoz de Economía de Izquierda Unida y miembro del equipo negociador del grupo de Unidos Podemos, Carlos Sánchez Mato.

Continuarán las negociaciones

Las próximas reuniones definirán hasta dónde se puede llegar en este punto, básico para el bloque de izquierdas pero no es prioritario para el Ministerio de Hacienda.

Más allá de este punto, los negociadores del bloque de las izquierdas,  Pablo Echenique, Txema Guijarro, por Podemos; Carlos Sánchez Mato, por Izquierda Unida; y Josep Vendrell, por En Marea-En Comú, han subrayado sus prioridades en el ámbito fiscal: la implantación de una tasa sobre las transacciones financieras de naturaleza especulativa, la conocida como 'Tasa Tobin'; la creación de un impuesto específico sobre las grandes fortunas; la recuperación del impuesto sobre la banca - 'desparecido' del primer documento de medidas que el Gobierno remitió dentro de la negociación -; y la reforma del Impuesto de Sociedades para gravar más a las grandes corporaciones y menos a las pymes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios