Así se determina el caudal hereditario

¿No sabes si heredas deudas? Haz esto para conocer las finanzas del fallecido

Las deudas también se heredan, por lo que los herederos deben realizar los trámites para conocer cómo es la situación financiera del familiar fallecido. Así sabrán si les compensa aceptar la herencia.

Si el testamento no incluye herederozo forzoso se ve afectado el reparto de la herencia.
Si el testamento no incluye herederozo forzoso se ve afectado el reparto de la herencia.
©[luriiSokolov de Getty Images] a través de Canva.com.

La herencia puede convertirse en un 'regalo envenenado'. Normalmente, los herederos reciben bienes y dinero por parte de sus familiares fallecidos, pero estos deben saber que las deudas también se heredan. Si el fallecido tenía deudas, serán los herederos los que estarán obligados a hacer frente a las mismas, a no ser que renuncien a la herencia o que opten por la aceptación de la herencia a beneficio de inventario. Esta opción no evita el pago de deudas, pero sí reduce su cuantía. Tras lo expuesto en este párrafo, queda clara la importancia de conocer cuál era la situación financiera del familiar que deja la herencia antes decidir aceptarla o renunciar a ella.

Conocer todo lo que incluye la herencia, bienes, dinero y deudas, es lo que se denomina como caudal hereditario. Felizmente para los herederos, tener toda la información sobre el mismo no requiere de mucho tiempo.

Para saber la situación financiera del fallecido hay que solicitarla acreditando la condición de heredero en distintos registros de patrimonio. Los más habituales son el registro civil, el registro de últimas voluntades, el registro de seguros y el Archivo General de Protocolos Notariales.

Asimismo, será necesario pedir información concreta en administraciones locales. Son fundamentales los ayuntamientos en los que el fallecido tuviese bienes con el fin de pagar la plusvalía de la herencia, así como acudir a la consejería de Hacienda de la comunidad autónoma donde se reciba la herencia para liquidar el Impuesto de Sucesiones. A mayores, habrá que pedir en el registro de la propiedad notas simples sobre los inmuebles que poseía el causante.

El acceso a las cuentas bancarias en la herencia

Para poder gestionar el dinero de la cuenta bancaria de un fallecido es necesario llevar a cabo una serie de trámites. Hacerlos será clave no solo para acceder al saldo disponible, sino para detectar si hay deudas o préstamos pendientes de pago.

Primero hay que saber cuántas cuentas tenía el causante y en qué entidades. Esos datos se pueden obtener fácilmente en la Agencia Tributaria, a través de los rendimientos financieros del titular de la cuenta.

Acto seguido hay que presentar en los bancos el certificado de defunción, el registro de actos de última voluntad, una copia autorizada del último testamento (copia de la declaración de herederos si no hay testamento), así como la documentación de la aceptación de la herencia y el justificante de pago del Impuesto de Sucesiones. Así se podrá tener acceso a la cuenta y comprobar también deudas y préstamos.

Procesos judiciales abiertos en la herencia

Los procesos judiciales también se heredan y suelen implicar gastos de dinero elevados. El heredero debe informarse de los mismos en los registros comentados con anterioridad o, en su defecto, contactar con el abogado del familiar fallecido si es que este tuviese un abogado de confianza.

Mostrar comentarios