Consultorio de vivienda

Qué pasa con la hipoteca en un divorcio: gananciales o separación de bienes

Es muy importante tener en cuenta que ambos cónyuges están obligados frente al banco, y no se puede cambiar la persona del deudor sin el consentimiento del acreedor. 

Hipoteca divorcio
Qué pasa con la hipoteca en un divorcio: gananciales o separación de bienes
Canva

PREGUNTA

  • Nos estamos divorciando y mi marido se queda con la casa y la hipoteca. ¿Cómo podemos hacerlo legalmente?

Si ustedes están casados en régimen de gananciales, será factible y desde el punto de vista fiscal bastante conveniente, aprovechar la liquidación de los gananciales para adjudicar la vivienda a quien va a quedarse ella, y adjudicarle de igual forma la deuda por el préstamo hipotecario que la grava. Si están en separación de bienes y la casa es común, el cauce será similar: la extinción del pro indiviso.

Sin embargo, en este punto es muy importante tener en cuenta que ambos cónyuges están obligados frente al banco, y no se puede cambiar la persona del deudor sin el consentimiento del acreedor. Como es fácil deducir, el banco da los préstamos en atención a la solvencia del prestatario. Si tiene dos prestatarios y uno desaparece, el banco pierde garantías de cobro de su préstamo. Por eso tiene mucho que decir ante una operación como la que se propone.

En definitiva, lo más sensato es verificar primeramente si es posible ser relevado de la posición deudora en el préstamo. Si quien se queda la casa es solvente, no tiene por qué haber problema. En caso de duda, no obstante, es posible que le pidan algún fiador u otro tipo de garantía.