Abierta a jubilados y otros colectivos

Letra pequeña de la hipoteca inversa: ganas dinero pero pierdes en la herencia

La hipoteca inversa permite ganar dinero con tu propia vivienda, aunque tiene desventajas.  ¿Cómo influye en la herencia?

La hipoteca inversa tiene letra pequeña y afecta a la herencia.
La hipoteca inversa tiene letra pequeña y afecta a la herencia.
Canva.

Complementar la pensión durante la jubilación requiere de cierta planificación financiera. Puesto que muchas personas se retiran de la vida laboral sin haber podido destinar demasiados ahorros a su jubilación, los pensionistas tienen que hacer uso de otros métodos. Uno de ellos es el de la hipoteca inversa, una de las fórmulas que se ha vuelto a popularizar en los últimos años para complementar la pensión.

La hipoteca inversa es un préstamo que el propietario de una vivienda pide a una entidad poniendo como garantía su propia casa. A cambio, el banco le ingresará mes a mes una cantidad pactada durante un periodo de tiempo determinado, lo que le permitirá complementar su pensión de manera sencilla. Sin embargo, esta alternativa tiene una letra pequeña, que han de leer especialmente los herederos, ya que ellos serán los que tendrán que decidir tras el fallecimiento qué hacer con la deuda generada a través de la hipoteca inversa.

¿Cómo funciona la hipoteca inversa?

Las hipotecas inversas son productos pensados para los más mayores, que les permiten complementar su pensión de jubilación una vez se han retirado del mercado laboral. Por este motivo, este tipo de productos solo pueden ser solicitados por personas mayores de 65 años que cuenten con una vivienda en propiedad.

Respecto a la cantidad a recibir, esta dependerá del valor que tenga la vivienda (que el propietario deberá volver a tasar para el banco) y la modalidad de cobro que se elija. Puesto que lo más común es adquirir la hipoteca inversa para recibir rentas periódicas (mensuales, trimestrales o semestrales), la entidad tendrá en cuenta la tasación de la vivienda, así como la edad del propietario. Con todo ello, se determinará la cuantía de los pagos que el banco prestará al cliente.

Pero, ¿y cómo se devuelve el dinero? Una de las ventajas para los jubilados de la hipoteca inversa es que no tendrán que devolver el dinero, ya que la deuda pasará a los herederos una vez se produzca el fallecimiento del titular de la hipoteca. Sin embargo, el inconveniente para los herederos es que este préstamo no se trata de un préstamo al uso, en el que el importe a devolver se va reduciendo plazo a plazo, sino que en la hipoteca inversa las cantidades se gravan con un tipo de interés creciente (de media, entre un 5% y un 6%) que va aumentando a medida que se alarga la vida del préstamo.

¿Qué opciones tienen los herederos?

Una vez que se produce el fallecimiento de la persona que contrató la hipoteca inversa, el banco ajustará cuál es la cantidad final a pagar. En esta cantidad se incluirán los importes abonados, además de los intereses generados a lo largo de la vida del préstamo. Ante esta situación los herederos cuentan con diferentes opciones. La primera de todas será decidir si aceptan o no la herencia. De aceptarla, además de beneficiarse de los derechos que haya dejado el fallecido, también deberán hacer frente a sus deudas y es ahí donde deberán decidir sobre la hipoteca inversa y la vivienda.

Para ello, tendrán tres alternativas: una de ellas es mantener la propiedad de la vivienda y, por tanto, asumir la deuda y devolver todo el dinero prestado, además de los intereses. Otra opción es vender la propiedad para poder liquidar la deuda. No obstante, en estos casos habrá que tener en cuenta que el dinero obtenido con la vivienda podría ser menor que la deuda a pagar, por lo que, en ese caso, los herederos tendrán que vender otros bienes de la herencia o suscribir una hipoteca para pagar el importe restante. 

Por último, tal y como explica el Banco de España, los herederos pueden “decidir no reembolsar la deuda vencida con sus intereses”, por lo que el acreedor podrá cobrar hasta donde alcance los bienes de la herencia.

Mostrar comentarios