Miércoles, 27.05.2020 - 12:30 h
Financiación

Las hipotecas subvencionadas y otros tipos de préstamos especiales

Estos préstamos hipotecarios especiales buscan adaptarse a las particularidades de cada persona, especialmente a jóvenes o mayores de 65 años.

Fotografía de una entrega de llaves (hipoteca).
Las hipotecas subvencionadas y otros tipos de préstamos especiales. / Pixabay

La firma de una hipoteca es, probablemente, una de las decisiones financieras más importantes por lo que es necesario tener claro qué condiciones estamos pactando y a cambio de qué importe. En ese sentido, conviene conocer los diferentes tipos de hipotecas y valorar cuál se adapta más a tu perfil.

Más allá de las hipotecas de tipo fijo o variable, estos préstamos se pueden diferenciar según qué características se ofrecen. Así, las entidades de crédito se pueden adaptar a las particularidades de colectivos concretos, como jóvenes o mayores de 65 años, al ofrecer las hipotecas subvencionadas, multidivisa o inversas.

Las hipotecas subvencionadas se dirigen a los más jóvenes, ya que están diseñadas para que este colectivo pueda acceder a una vivienda con mejores condiciones. En concreto, reciben ayudas de organismos públicos según acuerdos entre las comunidades autónomos o las administraciones locales. No obstante, a cambio se suele exigir la contratación de otros productos, como seguros, tarjetas de crédito o planes de pensiones.

Se trata de un préstamo mixto, ya que quienes accedan a este préstamo disfrutan de un tipo de interés fijo al principio, entre los primeros tres meses y tres años, y después el interés se vincula al Euríbor más un diferencial, aunque este es más bajo que en otras modalidades. Otra de las ventajas es que suelen incluir un período de carencia, un periodo durante el cual se concede la posibilidad de pagar una cuota mensual más reducida, y el plazo de amortización suele ser más largo, hasta los 30 o 40 años.

¿Qué gastos tiene firmar mi hipoteca?:

Hipoteca inversa

La hipoteca inversa, como su nombre indica, invierte los roles del préstamo tradicional, ya que es el propietario de una vivienda quien recibe una cuota mensual del banco, a cambio del inmueble. Este tipo de préstamos hipotecarios está destinado a mayores de 65 años o dependientes que tengan en propiedad un inmueble.

El importe de la renta que se percibe depende del valor de la vivienda, de la edad de la persona que contrata la hipoteca y de la elección que se haga entre entre recibir la renta por un periodo determinado o de forma vitalicia. Además, es frecuente que se ofrezca la contratación de un seguro de renta vitalicia para garantizar que los mayores pueden percibir la renta complementaria hasta su fallecimiento.

Con esta modalidad, el propietario no pierde su propiedad y puede seguir utilizándola hasta su fallecimiento, aunque sus herederos recibirán la deuda correspondiente. En concreto, los herederos tienen dos opciones tras fallecer el titular. En primer lugar pueden quedarse con la vivienda para lo que deben liquidar la deuda, bien devolviendo el dinero o constituyendo una nueva hipoteca normal. O, como segunda opción, pueden vender la vivienda y con el importe recibido saldar la deuda y heredar lo restante. 

¿Cuánto te tienen que devolver por el impuesto de tu hipoteca?:

Hipoteca multidivisa

Las hipotecas multidivisas no están dirigidas a un colectivo concreto, sino a aquellos que quieran pagar la deuda correspondiente en una mondeda diferente al euro. Es decir, al decidir sobre esta hipoteca hay que tener en cuenta que el tipo de interés es variable y las cuotas oscilarán tanto en función del tipo de interés como del tipo de cambio. Además, el importen de la deuda también puede variar, según la moneda elegida. Es un tipo de hipoteca que permite el pago en una divisa diferente al euro.

Al realizar el pago de la deuda en otra divisa, el valor de las cuotas puede variar varias veces en el mismo mes. El propietario de la hipoteca podrá cambiar la moneda en las fechas pactadas previamente en el contrato, aunque tendrá un coste. Se trata de una modalidad con riesgo ya que si la moneda en la que se contrata la hipoteca sube respecto al euro, sus cuotas en euros se incrementarán en la misma medida. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING