Los ingresos por turismo bajan en trece años pese a un 30 % más de turistas

A pesar de las cifras récord en la llegada de turistas a España, con 60,7 millones en 2013, lo que supone casi 15 millones de visitantes adicionales en los últimos trece años -un 30 % más-, el sector hotelero advierte de que los ingresos por turismo extranjero han bajado un 2,8 % en el mismo período.

Madrid, 27 may.- A pesar de las cifras récord en la llegada de turistas a España, con 60,7 millones en 2013, lo que supone casi 15 millones de visitantes adicionales en los últimos trece años -un 30 % más-, el sector hotelero advierte de que los ingresos por turismo extranjero han bajado un 2,8 % en el mismo período.

El presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Aurelio Vázquez, ha explicado hoy, en una rueda de prensa, que, a euros constantes, dicha caída equivale a unos 8.000-10.000 millones de euros menos.

Con estos datos "se puede afirmar claramente que el sector turístico español viene mostrando problemas estructurales que lastran su competitividad de forma continuada" desde hace casi veinte años, ha apuntado.

A la disminución de los ingresos se suma el estancamiento del PIB turístico y del empleo, una competencia creciente en el Mediterráneo, una reducción en la estancia media (en un 0,3 % anual desde 2000), una creciente estacionalidad, un déficit de inversiones tanto públicas como privadas, y un fuerte incremento de la presión fiscal sobre el sector turístico, ha detallado.

Destinos mediterráneos como Turquía han pasado de 7,6 millones de turistas en 2000 a 39,1 millones durante el pasado ejercicio y, según Vázquez, en dos o tres años superarán a España en el volumen de llegadas desde Alemania.

Vázquez ha hecho hincapié, asimismo, en la baja rentabilidad del sector hotelero, ya que un 22 % de los ingresos se destina al pago de impuestos; un 20 %, al salario de los empleados, y un 50 %, al pago a proveedores, restando un margen neto de beneficio para el empresario de entre el 6 % y el 13 %, según la categoría hotelera.

Por todo ello, la FEHM, la mayor patronal hotelera en España con casi 900 establecimientos y cerca de 200.000 plazas hoteleras, propondrá al Gobierno un régimen especial para la actividad de alojamiento turístico, REAT, cuya misión es la futura aprobación de una ley estatal que aborde los problemas estructurales del sector y consiga una mejora y mayor rentabilidad.

Vázquez ha recordado que otros sectores como el cinematográfico o el del automóvil cuentan con regímenes especiales.

El nuevo reglamento es voluntario, afecta a empresas de alojamiento en el ámbito nacional y requiere de un registro público de las compañías que se acojan a él.

Viene acompañado de cincuenta medidas, fiscales, administrativas, laborales y financieras que tienen como objetivo la sostenibilidad económica (estimular la inversión), la sostenibilidad social (la creación de puestos de trabajo), la mejora de la oferta, la de la financiación, el alargamiento de la temporada y el incremento de la rentabilidad de las empresas.

Entre las principales medidas fiscales figura el establecimiento de deducciones en el Impuesto de Sociedades; la aplicación de un tipo superreducido de IVA, la no sujeción al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados o el establecimiento de deducciones en el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles).

Las laborales están orientadas a flexibilizar las condiciones laborales y económicas de los trabajadores, mientras que en el ámbito administrativo, se propone crear una Agencia Española de Turismo que aglutine a los agentes del REAT y el sector.

En el ámbito financiero, destaca la creación de una línea ICO para financiar las inversiones de las empresas que se acojan al nuevo régimen y promover nuevas modalidades de contratos de colaboración entre el sector público y privado para el desarrollo de proyectos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios