Humala defiende replantear minería en Perú para minimizar impacto ambiental

  • El presidente de Perú, Ollanta Humala, defendió hoy la necesidad de replantear el tema de la minería en el país para que su impacto ambiental tenga solución.

Lima, 30 dic.- El presidente de Perú, Ollanta Humala, defendió hoy la necesidad de replantear el tema de la minería en el país para que su impacto ambiental tenga solución.

En una visita de trabajo a la sureña ciudad de Andahuaylas, Humala dijo que es necesario "replantear la relación con la minería, de tal manera que lo social vaya adelante y que todos estemos convencidos de que el impacto, el daño que haga, tenga una solución".

Precisamente, Humala, quien asumió la Presidencia en julio pasado, se enfrentó hace unas semanas a la primera crisis en su Gobierno a raíz de la oposición de la región norteña de Cajamarca al proyecto aurífero Conga, que derivó en un paro indefinido y una declaración de estado de emergencia en esa jurisdicción.

El Gobierno ha planteado a las autoridades de Cajamarca la realización de un peritaje internacional para que revise el estudio de impacto ambiental del proyecto Conga, con el objeto de que se asegure la disponibilidad de agua, pero las autoridades regionales rechaza esa propuesta y ha declarado inviable al proyecto.

Humala dijo que la anulación de los contratos mineros firmados por gobiernos anteriores le podría significar al Estado afrontar juicios por hasta 5.000 millones de dólares.

En ese sentido, el mandatario afirmó que "lo inteligente" es ver cómo corregirlos, de tal manera que "beneficie a todos y que las zonas mineras se conviertan en zona de desarrollo económico".

La oposición del Gobierno regional de Cajamarca al proyecto Conga ha llevado a sus representantes y a organizaciones como el Frente de Defensa de Cajamarca ha anunciar la reanudación de las protestas los próximos 2 y 3 de enero.

De otro lado, Humala recordó que una de sus promesas ya cumplida es el gravamen que pagarán las empresas mineras por 3.000 millones de soles anuales (algo menos de 1.000 millones de dólares anuales).

Asimismo, se comprometió a llevar adelante la construcción del gasoducto en el sur del país y un polo petroquímico para esta región, donde se ubican las poblaciones más pobres de Perú.

Sin embargo, Humala apuntó que aún le queda por cumplir la promesa de bajar el precio del balón de gas para uso doméstico.

"Ahora no lo puedo hacer y no tengo por qué mentir. Van a tener un poco de paciencia hasta que pueda resolver ese problema y pueda venir y decir acá, tarea cumplida", añadió.

Mostrar comentarios