Viernes, 22.03.2019 - 20:31 h
Habrá más volatilidad en las próximas sesiones

El impacto del 21-D en el Ibex: limitado y descontado tras lo vivido ya en Cataluña

Las grandes empresas están pendientes de otros factores (los bancos de las subidas de tipos) y el resultado de las urnas no provocará fuertes caídas.

Jornada electoral en Cataluña
Jornada electoral en Cataluña. 

El resultado de las elecciones catalanas ha sorprendido a muy pocos. La fragmentación seguirá reinando en el Parlament con las fuerzas independendistas logrando mayoría absoluta y con Ciudadanos obteniendo la victoria en las urnas. 

Los fuertes números rojos podrían no hacer acto de presencia en la apertura de la bolsa española. Aun así, las leves caídas aparecerían en el índice ya que los futuros del Ibex anticipan un descenso por debajo del 1,5%. Por tanto, el resultado electoral tendrá su impacto, aunque limitado tal y como señalaban la mayoría de expertos consultados, y la incertidumbre seguirá reinando en un Ibex que se descolgará, aun más, del comportamiento de sus homólogos europeos. 

Antonio Zoido, presidente de BME, destacaba este comportamiento dispar del Ibex en el "Balance del ejercicio 2017". El máximo responsable del operador de la bolsa española afirmaba que "el Ibex tuvo un mejor comportamiento en la primera parte del ejercicio, llegando a revalorizarse hasta un 21%. Pero la tensión política, en particular en España, ha influido de manera negativa en los últimos meses, deteriorando la comparación con el comportamiento de otros mercados". 

Las miradas estarán puestas en la apertura de mercado de las compañías con más presencia en Cataluña. En el Ibex destacan los bancos que decidieron trasladar su sede hacia otras regiones, como es el caso de CaixaBank o Sabadell. Además, compañías como Colonial y Merlin Properties tienen una fuerte presencia en Cataluña como alertaba Moody's al afirmar que "en Colonial el 19% del valor bruto de sus activos está en Barcelona mientras que en el caso de Merlin su exposición es menor y supone un 8% del valor de los inmuebles".

José Lizán, gestor de fondos de Quadriga, ha señalado que a pesar de que la situación en el Parlamento catalán esté muy fragmentada, "no habrá un gran impacto en la bolsa española". La afirmación la fundamenta en que "el Ibex 35 está en un rango lateral en el que las grandes del índice están pendientes de otros factores, como la esperada subida de tipos para los bancos, la situación que viven las eléctricas con el ministro Nadal...". 

Por su parte, Sergio Ávila, analista de IG, ha señalado que "las acciones con más peso en Cataluña han comenzado la sesión en rojo y han acabado en verde a medida que se conocía la alta participación, por lo que los inversores descuentan un escenario que beneficia a los constitucionalistas". Además, señala que si bien puede producirse un impacto en el corto plazo, "no será muy significativo al estar el escenario prácticamente descontado tras la aplicación del artículo 155". 

Álvaro Blasco, director de ATL Capital, difiere (en parte) de sus homólogos. Señala que el impacto será significativo ya que se "podría poner en tela de juicio el crecimiento económico futuro". Además, señala que la situación no se arregla pase lo que pase y que, por tanto, "el resultado incorporará algo más de volatilidad en la bolsa española". 

En el mercado de bonos se aprecia también un comportamiento a favor de que la situación tendría un desenlace positivo. Los inversores estaban comprando bonos españoles y la prima que los inversores exigen para comprar bonos españoles frente a los alemanes de referencia estaba cerca de mínimos en tres meses. 

La inestabilidad política le ha pasado al Ibex 35. El índice español ha retrocedido más de un 2% desde que se celebrara el referéndum ilegal del 1-O y ha sido ajeno a los números verdes que reinaban en otros parqués europeos. Por ejemplo, el Dax desde dicha fecha ha logrado un avance en torno al 1,5%, mientras que el Cac francés se ha comportado prácticamente plano. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios