Cambiar la herencia

Razones para impugnar un testamento: causas, plazos y costes adicionales

Con este recurso los herederos tienen la posibilidad de modificar las disposiciones establecidas en la herencia cuando estén en desacuerdo con la repartición de bienes o consideren que hay irregularidades.

Impugnar un testamento y cambiar la herencia.
Impugnar un testamento y cambiar la herencia.
©[Monkey Business] a través de Canva.com

Los costes para cobrar una herencia pueden elevarse con motivo de los gastos asociados como el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la Plusvalía Municipal o los notarios, entre otros. Todo ello hace que estos procesos de reparto suelen partir de los 2.300 euros.

Pero estos no son los únicos problemas que pueden surgir cuando alguien fallece, ya que si surgen problemas y hay que ir a juicio también tendremos que hacernos cargo de estos costes.

Una de las razones puede ser que el testamento sea declarado nulo o que los propios sucesores impugnen el documento por considerar que existen irregularidades en el mismo o no están de acuerdo con el reparto.

Causas para la impugnación

Este proceso permite a los herederos cambiar el reparto del legado que dejó el fallecido en el testamento, sin embargo, hay ciertos derechos sucesorios que deberán respetarse.

Una de las razones principales y que más se repite es que uno de los hijos ha sido excluido de la herencia general. Pero esta no es la única, otros motivos por los que puede manifestarse el desacuerdo son: 

  • Por coacción y amenazas de familiares o personas ajenas. 
  • Por incapacidad, cuando la persona no tiene la edad suficiente (mayor de 14 años) o por la capacidad mental de la misma (demencia senil, incapacidad o deterioro cognitivo).
  • Por no haber respectado las cuotas legítimas de los herederos.
  • Por preterición, o lo que es lo mismo, olvidar a uno de los herederos forzosos.
  • Por errores en la redacción o falta de información esencial como la fecha o la firma.
  • Por la forma de otorgar el testamento, es decir, defectos formales o de vicio en la voluntad del testador, que suele ser una de las causas de la nulidad.

Una vez rechazado por los sucesores, tendrá que ampararse por la ley para que sea válido y entonces se modificará para cumplir con los derechos sucesorios básicos.

Plazos establecidos

Hay que tener en cuenta que este proceso solo es válido según la relación con el fallecido. Este derecho se reserva a los herederos forzosos, es decir, los hijos y descendientes, y cuando estos no existan serán los ascendientes y posteriormente el cónyuge si no estaban separados. Por tanto, cuando tienen derechos sucesorios que no han sido respectados,  podrán demandarse. 

Debe realizarse mediante demanda judicial, por lo que el Juzgado de Primera Instancia será quien valore el caso. Igualmente existe un periodo concreto de 15 años desde el fallecimiento del testador o la recepción de la copia del testamento para ejercer este derecho.

En este caso, por su complejidad, es obligatorio contar con un abogado. Además, el propio testador no podrá incluir una cláusula donde se prohíba la impugnación, aunque sí podrá establecer que solo reciba la herencia legítima.

Costes del proceso

Cabe destacar que este no es un trámite sencillo, puede suponer varias visitar a los juzgados así como varios meses hasta la resolución. Esto se traslada a que los costes también sean altos por la apertura ade un proceso judicial.

Por lo general impugnar una herencia cuesta entre 900 y 2.000 euros, aunque puede variar dependiendo de las necesidades del informe pericial por la capacidad legal, los gastos de abogados y procuradores o las posibles apelaciones de otros herederos.

Mostrar comentarios