USO afirma que el 2,9 por ciento de IPC "consolida" la pérdida de poder adquisitivo

Madrid, 15 ene (EFE).- La Unión Sindical Obrera (USO) considera que el IPC del 2,9 % en 2012, consolida una pérdida generalizada de poder adquisitivo en todos los segmentos de la población.

Los alimentos se encarecieron un 3% en 2012.
Los alimentos se encarecieron un 3% en 2012.

Madrid, 15 ene (EFE).- La Unión Sindical Obrera (USO) considera que el IPC del 2,9 % en 2012, consolida una pérdida generalizada de poder adquisitivo en todos los segmentos de la población.

El sindicato recuerda que la subida salarial media pactada en 2012 se situó en el 1,31 %, y que es menor en los nuevos convenios firmados (0,69 %).

Asimismo, subraya que la subida para los pensionistas fue del 1 % y que los empleados públicos y trabajadores afectados por los presupuestos generales han "padecido" rebajas de sueldo como consecuencia de la congelación y la pérdida de la paga de Navidad.

Esta situación, añade, repercute en la demanda interna y en el ahorro de los hogares, con lo que se produce una contracción del consumo que afecta negativamente al PIB y al empleo.

La USO considera que no pueden seguir recayendo los efectos de la crisis sobre los trabajadores, y por ello planteará subidas salariales que permitan mantener el poder adquisitivo y el empleo, que considera "imprescindibles" para reactivar la demanda interna, frenar la recesión y el inicio del crecimiento económico.

Madrid, 15 ene (EFE).- La Unión Sindical Obrera (USO) considera que el IPC del 2,9 % en 2012, consolida una pérdida generalizada de poder adquisitivo en todos los segmentos de la población.

El sindicato recuerda que la subida salarial media pactada en 2012 se situó en el 1,31 %, y que es menor en los nuevos convenios firmados (0,69 %).

Asimismo, subraya que la subida para los pensionistas fue del 1 % y que los empleados públicos y trabajadores afectados por los presupuestos generales han "padecido" rebajas de sueldo como consecuencia de la congelación y la pérdida de la paga de Navidad.

Esta situación, añade, repercute en la demanda interna y en el ahorro de los hogares, con lo que se produce una contracción del consumo que afecta negativamente al PIB y al empleo.

La USO considera que no pueden seguir recayendo los efectos de la crisis sobre los trabajadores, y por ello planteará subidas salariales que permitan mantener el poder adquisitivo y el empleo, que considera "imprescindibles" para reactivar la demanda interna, frenar la recesión y el inicio del crecimiento económico.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios