En junio 

Ni zona euro ni Alemania: sólo Francia escapa del 'pinchazo' de la industria

De acuerdo con el índice PMI del sector manufacturero, que elabora IHS Markit, la actividad en la zona euro avanzó hasta los 47,4 puntos el mes pasado desde los 39,4 de mayo.

Fábrica Transparente de Volkswagen
Ni zona euro ni Alemania: sólo Francia escapa del 'pinchazo' de la industria
VOLKSWAGEN

Las secuelas del coronavirus en la actividad industrial de las principales economías de la zona euro siguen siendo evidentes en el mes de junio, el primero con una reapertura casi total tras el confinamiento impuesto para atajar la expansión del coronavirus. El sector secundario no consigue escapar de la contracción ni en el área en conjunto ni en Alemania en el sexto mes del año. Esto pese a que el acelerón con respecto al suelo marcado los meses previos es evidente. Tan solo la industria francesa logró avanzar el mes pasado entre las grandes economías que comparten moneda, puesto que incluso España se ha quedado a las puertas de la estabilización.

De acuerdo con el índice de gerentes de compra PMI del sector manufacturero, que elabora IHS Markit, la actividad en la zona euro avanzó hasta los 47,4 puntos en el último mes desde los 39,4 de mayo. El indicador registra así un fuerte alza, en medo de unas condiciones operativas que siguen siendo difíciles. Chris Williamson, Chief Business Economist de la firma incide en que los datos indican que "la producción cae a una tasa anual de solo el 2% (incluyendo el comercio), en comparación con una tasa de contracción cercana al 30% observada en el punto más alto de los confinamientos en abril". 

Al margen de estas alzas, las expectativas para los próximos doce meses también se han recuperado fuertemente a medida que crecen las esperanzas de que la economía continúe reactivándose. A pesar de estos incrementos, la producción y el sentimiento permanecen por debajo de las máximas prepandémicas, por lo que el experto ve probable que "la persistente debilidad de la demanda combinada con las medidas de distanciamiento social actual actúe como un lastre para la recuperación". 

En el caso de la industria alemana, que representa en torno a 28% del su PIB y emplea a 27% de la fuerza laboral del país, los datos muestran cómo más fabricantes están comenzando a aumentar la producción, así como una recuperación de la confianza que ha sido muy escasa en los últimos meses. Pese a ello, la demanda sigue siendo muy baja y está frenando cualquier recuperación. "La falta de nuevos pedidos significa que los fabricantes dependen de los atrasos cada vez menores en el trabajo para apoyar la producción, y hasta que los nuevos pedidos empiecen a aumentar y las fábricas vuelvan a estar cerca de la capacidad, los empleos en todo el sector están en peligro", sostiene Phil Smith, Economista Principal de IHS Markit.

La cara y la cruz de Francia y Alemania

"El mercado de exportación sigue siendo difícil, y probablemente lo será durante algún tiempo. Pero no todo está mal en este frente, puesto que los fabricantes alemanes ya están recuperando las ventas en Asia, y en China en particular". El PMI del sector manufacturero aumentó en junio hasta los 45,2 puntos en Alemania (por debajo de la barrera de los 50 que indica expansión de la actividad) frente a los 36,6 puntos de mayo. Solo un mes antes, en abril, coincidiendo con el peor momento de la crisis del coronavirus, la actividad manufacturera germana tocó un mínimo en los 34,5 puntos

En lo que respecta a Francia, el PMI manufacturero escala en junio hasta los 52,3 puntos desde los 40,6 del mes anterior. En abril ese mismo indicador macro reflejaba una lectura de 31,5 puntos, también un suelo histórico como en el caso de sus vecinos. Eliot Kerr, economista de la firma, señala como esperanzadora la estabilización de la demanda, lo que a su juicio indica que "las empresas están empezando a creer que lo peor de esta crisis ha quedado atrás". Esa confianza también se reflejó en la lectura de las expectativas de producción que avanzaron por encima de los 50 puntos por primera vez en cuatro meses. "Tomado en contexto los resultados en relación a los de otros los países, el rendimiento de la industria manufacturera francesa fue particularmente impresionante en junio", asegura.

Mostrar comentarios