Sábado, 21.10.2017 - 16:34 h

Un congreso analizará en Santiago la relevancia de que las empresas informen sobre su actividad social corporativa

Unos 300 profesionales se darán cita del 27 al 29 en el XIX Congreso organizado por la asociación de contabilidad, Abanca e Ieside

Un congreso analizará en Santiago la relevancia de que las empresas informen sobre su actividad social corporativa

El XIX congreso internacional de la Asociación española de contabilidad y administración de empresas (Aeca) reunirá a unos 300 profesionales en Santiago, entre el miércoles y el viernes de la semana que viene, para abordar la relevancia de que las compañías aporten una información fidedigna y rigurosa también sobre su actividad social, y no solo sobre la financiera.

Los congresistas, venidos de países como Portugal, Reino Unido, Bélgica, Japón, Colombia, México, Brasil, Argentina, Costa Rica, Chile y Perú, entre otros, analizarán más de 200 trabajos en un cónclave que en esta ocasión se celebra bajo el lema 'Información corporativa. Claves para un crecimiento sostenible en un entorno digital'.

Organizado conjuntamente con Abanca y el Instituto de Educación Superior Intercontinental de la Empresa (Ieside), el objetivo de esta iniciativa es contribuir a difundir el conocimiento en materia empresarial, según ha destacado, en la presentación en rueda de prensa, el director general de Responsabilidad Social Corporativa y Comunicación de Abanca y rector presidente de Ieside, Miguel Ángel Escotet.

Junto a él, el director gerente de Aeca, José Luis Lizcano, ha resaltado que junto a la parte científica, el congreso contará con sesiones plenarias a las que acudirán unos 50 expertos, de organismos reguladores del ámbito de la contabilidad, del sector financiero y de corporaciones de auditores.

TRANSPARENCIA PARA EVITAR FRAUDES

Será, según ha subrayado, una "oportunidad importante para debatir" sobre la necesidad de elaborar informes con datos corporativos, aquellos que explican la actividad de las empresas en materia de responsabilidad social en campos como el medioambiental y el laboral, entre otros.

Lizcano ha llamado la atención sobre la importancia de la transparencia y que las compañías sean "capaces de transmitir información fiel" sobre su actividad, tanto en materia financiera como en el desarrollo de aspectos no financieros.

Para ello, según ha expuesto, los reguladores están "muy pendientes" de que aporten una realidad no "desvirtuada", con el objetivo de evitar "escándalos" como los "fraudes" en contabilidad que se han dado durante la crisis, y que han generado un "efecto pernicioso en cadena, afectando al final al ciudadano, que tiene que pagar los desmanes" de otros.

La información debe elaborarse conforme a unas normas, en un contexto en el que existe una "mayor exigencia" debido a que se dieron "malas prácticas" en el pasado reciente. Para este experto, precisamente, una de las claves es encontrar un equilibrio "entre cantidad y calidad" de las normas, para no "pasarse" y "enmarañar".

En lo relativo a la información corporativa, sobre el entorno medioambiental y social, ha ilustrado su relevancia en el hecho de que, hoy en día, el inversor está atento "no solo" a "si te comportas bien desde un punto de vista financiero, sino también desde un punto de vista social".

ABANCA, DOS AÑOS DE INFORME

A este respecto, Escotet ha reivindicado que Abanca lleva dos años elaborando un informe de responsabilidad social que ha recibido la máxima calificación de un organismo internacional.

Por su parte, el gerente de cobros y pagos de Abanca y director de la Cátedra Aeca-Abanca, Manuel Rodríguez, ha apuntado que la cita de la semana que viene, en un marco "universal" como es Compostela, se distribuirá en 14 áreas temáticas diferentes, y ha valorado la "consolidación" en la internacionalización del cónclave puesto que más de un 60% de las contribuciones son de profesionales americanos.

Ahora en portada

Comentarios