Miércoles, 22.11.2017 - 14:14 h

Roche acuerda con la compañía sueca Recipharm la venta de su planta de Leganés (Madrid)

La farmacéutica suiza Roche ha alcanzado un acuerdo con la compañía sueca Recipharm para la venta de su planta de producción de Leganés (Madrid), lo que permitirá a largo plazo tanto el mantenimiento del empleo como del negocio del centro.

Roche acuerda con la compañía sueca Recipharm la venta de su planta de Leganés (Madrid)

La operación, que se hará efectiva en los próximos meses según han confirmado fuentes de la farmacétuica a Europa Press, permitirá además la continuidad del negocio de la planta como proveedora de productos para Roche y otros clientes.

Recipharm es una empresa del ámbito de empresas de desarrollo y fabricación de productos farmacéuticos que emplea a cerca de 5.000 personas en el mundo y tiene una sede en la localidad catalana de Parets del Vallés. Y entre sus clientes se encuentran tanto grandes farmacéuticas como otras compañías más pequeñas y centradas en el ámbito de la investigación.

La operación se produce después de que a finales de 2015 Roche anunciara un "proceso de desinversión" de sus plantas de Europa y Estados Unidos, incluyendo su centro de Leganés. Desde ese momento, inició un proceso para identificar un comprador viable a largo plazo que cumpliera con los requisitos financieros, operativos y de calidad fijados, y que permitiera el mantenimiento del empleo y de la actividad productora de la fábrica.

El año pasado Roche alcanzó un principio de acuerdo con la compañía griega Famar, del Grupo Marinopoulos, pero finalmente la operación no salió adelante.

Comisiones Obreras (CCOO) ha celebrado la firma del acuerdo de transferencia tras 23 meses de "incertidumbre" ya que "evitará el cierre de la planta".

No obstante, el sindicato asegura que "trabajará para que la transferencia se haga con garantías" y situé "como elemento central la concreción de un plan industrial que asegure el mantenimiento de los puestos de trabajo y el futuro de la actividad de la planta".

Cuando se anunció la venta, el comité de empresa alertó sobre la posibilidad de que se perdiesen puestos de trabajo o condiciones laborales de los 258 trabajadores de la plantilla.

Además, el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE), se reunió con la directiva de la empresa en noviembre de 2015 para pedir que no hubiese despidos en la planta. "El Gobierno local buscará mantener un canal de interlocución directa con la nueva compañía para tratar de asegurar los puestos de trabajo y las condiciones laborales de la plantilla", explicó en su día el primer edil.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios