Domingo, 22.10.2017 - 10:51 h

GoPro inicia un plan de reestructuración que incluye un recorte del 15% de su plantilla

En un comunicado, GoPro detalla que este plan, que espera le ayude a alcanzar su objetivo de lograr un negocio rentable en 2017, incluye el cierre de su división de entretenimiento, la reducción de instalaciones y la supresión de alrededor de 200 puestos de trabajo a tiempo completo y la cancelación de las vacantes pendientes de cubrir.

La compañía calcula que este plan de reestructuración tendrá un coste de entre 24 y 33 millones de dólares (entre 22,6 y 31 millones de euros), que se aplicarán a los resultados del cuarto trimestre, de los que entre 13 y 18 millones de dólares (entre 12,2 y 16,9 millones de euros) se derivan del recorte de plantilla, principalmente por las indemnizaciones por despido.

"La demanda de GoPro por parte de los consumidores es sólida y hemos estrechado nuestro enfoque para concentrarnos en nuestro negocio principal", ha señalado el fundado y consejero delegado de GoPro, Nicholas Woodman.

En este sentido, Woodman ha asegurado que entran en 2017 con una "poderosa" marca global, los mejores productos de su historia y una "clara hoja de ruta" para recuperar el crecimiento y la rentabilidad en 2017.

Por otro, el presidente de Go Pro, Tony Bates, ha anunciado su intención de abandonar el cargo a finales de este año. "Mi época en GoPro ha sido una experiencia increíble. En los últimos tres años GoPro ha visto un enorme progreso en tecnología de cámaras, software y crecimiento internacional. Hoy GoPro tiene un sólido equipo de liderazgo enormemente enfocado en su negocio principal y la rentabilidad", ha agregado.

En un comunicado, GoPro detalla que este plan, que espera le ayude a alcanzar su objetivo de lograr un negocio rentable en 2017, incluye el cierre de su división de entretenimiento, la reducción de instalaciones y la supresión de alrededor de 200 puestos de trabajo a tiempo completo y la cancelación de las vacantes pendientes de cubrir.

La compañía calcula que este plan de reestructuración tendrá un coste de entre 24 y 33 millones de dólares (entre 22,6 y 31 millones de euros), que se aplicarán a los resultados del cuarto trimestre, de los que entre 13 y 18 millones de dólares (entre 12,2 y 16,9 millones de euros) se derivan del recorte de plantilla, principalmente por las indemnizaciones por despido.

"La demanda de GoPro por parte de los consumidores es sólida y hemos estrechado nuestro enfoque para concentrarnos en nuestro negocio principal", ha señalado el fundado y consejero delegado de GoPro, Nicholas Woodman.

En este sentido, Woodman ha asegurado que entran en 2017 con una "poderosa" marca global, los mejores productos de su historia y una "clara hoja de ruta" para recuperar el crecimiento y la rentabilidad en 2017.

Por otro, el presidente de Go Pro, Tony Bates, ha anunciado su intención de abandonar el cargo a finales de este año. "Mi época en GoPro ha sido una experiencia increíble. En los últimos tres años GoPro ha visto un enorme progreso en tecnología de cámaras, software y crecimiento internacional. Hoy GoPro tiene un sólido equipo de liderazgo enormemente enfocado en su negocio principal y la rentabilidad", ha agregado.

Ahora en portada

Comentarios