Evasión de impuestos

Los cuatro ingresos de dinero por los que tu banco avisará a Hacienda

Las entidades juegan un papel fundamental en la lucha contra el fraude fiscal, pues son las encargadas de avisar a la Agencia Tributaria al realizar determinados ingresos. 

Los cuatro casos en los que el banco avisa a Hacienda de mis movimientos
Los cuatro casos en los que el banco avisa a Hacienda de mis movimientos
©[Petrenkod] a través de Canva.com

A finales del pasado año, el Gobierno aprobó el Proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el fraude fiscal. El objetivo era reforzar la lucha contra la elusión fiscal compleja y la economía sumergida. En este sentido, modificaba la limitación del pago en efectivo para determinadas operaciones que pasaría de 2.500 a 1.000 euros no solo para empresas, sino también a particulares

El incumplimiento de la norma es constitutivo de infracción administrativa de consideración grave. Las sanciones a las que se enfrentan aquellas personas que se salten este límite es del 25% del valor de la transacción que se haya realizado. En concreto, la base de la sanción será la cuantía pagada en efectivo a partir del importe de 1.000 euros o su contravalor en moneda extranjera (esto si finalmente sale adelante el proyecto de ley del Gobierno). 

En esta lucha contra la evasión de impuestos, blanqueamiento y/o fraude, los bancos también juegan un papel esencial, pues son los encargados de avisar y notificar a la Agencia Tributaria de determinados movimientos.

Ingresos con billetes de 500 euros 

El número de billetes de 500 años en circulación registró en septiembre de 2020 su cifra más baja desde abril de 2002, según los últimos datos del Banco de España. De hecho, fue en enero de 2019 cuando dejaron de emitirse. Pese a todo, siguen siendo totalmente válidos. 

Aunque la cantidad no supere el límite establecido, si una persona ingresa un billete de 500 euros en el banco, se notificará dicho movimiento a Hacienda. Por tanto, se debe tener claro de donde proviene esa cantidad y justificarla debidamente. 

Ingresos de más de 3.000 euros

Cualquier ingreso o retirada en efectivo superior a 3.000 euros o transferencias elevadas hará saltar las alarmas pudiendo dar lugar a una investigación por parte de Hacienda. Si detecta ahorros no justificados hará pagar por ellos a su poseedor mediante impuestos como ganancia patrimonial no justifica. El resultado es el pago de una cuantía alta derivada de una sanción.

Ingresos recurrentes

Otro movimiento en los que la entidad deberá notificar a Hacienda es el de los ingresos recurrentes, sean o no superiores a 3.000 euros. Por ejemplo:  una persona que vaya cada viernes a hacer un abono a su cuenta bancaria de 1.000 euros. Sería más conveniente que ese dinero sea entregado mediante una transferencia bancaria, en vez de en efectivo que luego se debe depositar en tu banco. 

¿El motivo? Que la sanción la pagará la persona que ingresa el dinero y no el que haya realizado ese pago de, como decíamos en el ejemplo, 1.000 euros. 

Préstamos y transacciones

Los movimientos relacionados con préstamos o créditos superiores a 6.000 euros también deben ser notificados al fisco. Por su parte, todas las transacciones cuyo importe sea igual o superior a 10.000 euros también deberán ser informadas a la Agencia Tributaria. En estas se incluirán tanto movimientos en efectivo como transferencias bancarias.

El hecho de que los bancos deban avisar a Hacienda ante movimientos sospechosos no significa que estos estén penalizados siempre y cuando se pueda justificar la procedencia de ese dinero. Con estas medidas lo que se busca es luchar contra el fraude fiscal y saber si con estos ingresos ha existido o no una ganancia patrimonial por la que es necesario tributar en la declaración de la renta.

Mostrar comentarios