Nuevos actores en la inversión en obra pública

Rubicon calienta la puja para financiar el plan de carreteras que prepara Fomento

El banco de inversión irlandés cierra la refinanciación de la concesionaria del tramo manchego de la A4 y anuncia su interés por las obras del PIC

Autopista A-4 a su paso por Valdepeñas.
La sociedad concesionaria del tramo manchego de la A-4 ha cerrado la refinanciación de su deuda con el banco de inversión irlandés Rubicon / Google Maps

Ya lo anticipó la agencia de rating S&P hace unas semanas. Si hay un problema que no va a tener el Ministerio de Fomento con el proceso de readjudicación de las autopistas de peaje rescatadas por el Estado y con la licitación de las obras previstas en el Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC) va a ser la concurrencia de inversores. "Hay apetito por invertir", afirmó la responsable del Área de Infraestructuras de la agencia, Mar Beltrán, "no tengo duda de que habrá inversores, tengo más dudas sobre la capacidad de la Administración para sacar los proyectos adelante...".

Puyas al margen, gigantes como Macquarie o Meridiam ya han manifestado su interés por tomar parte en las licitaciones anunciadas por el Ministerio de Fomento para éste y el próximo ejercicio, un listado al que ahora se ha unido la firma irlandesa Rubicon Infraestructure Advisors especializada en la financiación de proyectos de infraestructuras.

El banco de inversión irlandés ha explicitado su intención de explorar las oportunidades de inversión que se deriven del PIC del Ministerio de Fomento, que prevé movilizar 5.000 millones de euros de inversión privada, justo después de cerrar la refinanciación de la deuda de Autopista de la Mancha (CESA), la sociedad concesionaria del tramo manchego de la A4 entre Puerto Lápice y Venta de Cardenas, propiedad de un consorcio constituido por un grupo de entidades de mediano tamaño entre las que se encuentran Alvac (23,5%), Aldesa (23,5%), Sando Concesiones (23,5%), Cointer Concesiones (20%), Inypsa y Azvi.

La operación permitirá al consorcio, que gestiona bajo la fórmula de peaje en la sombra la explotación, conservación y mantenimiento del tramo de 108 kilómetros de la A-4 que discurre por Castilla-La Mancha, la devolución en condiciones más favorables de las cantidades pendientes del crédito inicial de 114 millones de euros que le concedió en su día a BBVA para adjudicarse dicho contrato de concesión. CESA ha contado con el despacho Cuatrecasas Gonçalves Pereira como asesor legal.

Según la información disponible en Informa sobre las últimas cuentas subidas por CESA al Registro Mercantil, correspondientes a 2016, la línea de crédito supuso un coste superior a los 2,9 millones de euros a la sociedad concesionaria en 2016, a partir de los condicionantes vinculados al cumplimiento de determinados ratios económicos y patrimoniales asociados a las cuentas de la sociedad. El préstamo bancario en cuestión supone en torno al 60% de la carga financiera de la sociedad (5,22 millones en 2016), que en ese año de referencia obtuvo beneficios por segundo año desde su creación en 2018: 1.047.307 euros.

La información difundida desde Rubicon Advisors subraya que el nuevo programa financiero, que pone a disposición de la sociedad concesionaria 75 millones de euros con un vencimiento a ocho años - igual que el crédito original - asegurará "una mejora significativa tanto en el precio como en las coberturas para el Consorcio y reducirá el riesgo financiero futuro de la sociedad".

La operación de refinanciación de Autopista de La Mancha supone la cuarta operación cerrada en España por Rubicon en los últimos 18 meses y la décima en conjunto para la firma, en las que ha movido una cuantía total superior a los 2.500 millones de euros. Rubicon cuenta en su equipo directivo con el que fuera Jefe del Área de Préstamos de BBVA para Estados Unidos, Canadá y Latam, Jesús González Torrijos.

Rubicon calienta la puja para financiar el plan de carreteras que prepara Fomento

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios