Irán anuncia que perforará el mar Caspio en busca de yacimientos de crudo

  • Teherán.- Una empresa iraní prevé comenzar antes del próximo mes de marzo la perforación de la costa sur del mar Caspio en busca de yacimientos de petróleo y gas, anunció hoy Mahmud Zirakchianzadeh, directivo de la compañía Khazar Exploration and Production Co.(KEPCO).

Irán anuncia que perforará el mar Caspio en busca de yacimientos de crudo
Irán anuncia que perforará el mar Caspio en busca de yacimientos de crudo

Teherán.- Una empresa iraní prevé comenzar antes del próximo mes de marzo la perforación de la costa sur del mar Caspio en busca de yacimientos de petróleo y gas, anunció hoy Mahmud Zirakchianzadeh, directivo de la compañía Khazar Exploration and Production Co.(KEPCO).

"Existen unas brillantes perspectivas de encontrar reservas de crudo en esta zona, si tenemos en cuenta el potencial de hidrocarburos que tiene el Caspio", explicó Zirakchianzadeh, a quien cita la televisión estatal iraní por satélite.

El directivo argumentó que gracias a la inauguración el pasado junio de la torre de perforación semi-sumergible "Iran-Alborz", el país ha logrado el conocimiento y la tecnología suficiente para desarrollar la extracción en aguas profundas.

Según la televisión estatal iraní, la citada torre puede operar a unos mil metros de profundidad y perforar más de 6.000 metros bajo el lecho marino.

Los expertos iraníes calculan que sólo en la zona sur del mar Caspio, donde dicen haber encontrado 46 yacimientos, pueden hallarse unas reservas cercanas a los 32.000 millones de barriles.

Irán está considerado el tercer país del mundo en reservas probadas de gas y petróleo, aunque tiene una precaria industria petrolera que le hace dependiente del exterior.

Las aguas del mar Caspio están sujetas a una polémica entre los cinco países que comparten su ribera.

Algunos, como Turkmenistán, desean construir bajo sus aguas una tubería submarina para unirse al proyecto Nabucco y exportar de forma directa a Europa, un proyecto que choca con la oposición de Irán y Rusia, que alegan el impacto medioambiental del proyecto.

Mostrar comentarios