Domingo, 05.04.2020 - 11:12 h
Fiscalidad

Cómo deducir en el IRPF los gastos del seguro de salud y ahorrarse hasta 1.500 €

Contar con seguro médico privado permite, en algunos casos, ventajas fiscales en forma de deducciones en la declaración de la Renta.

Cómo ahorrar en el seguro de salud
Estos son los requisitos para deducir en el IRPF los gastos de tu seguro médico / Freepik

En España cerca de 10 millones de personas cuentan con un seguro médico, según el informe 'Sanidad privada, Aportando Valor: Análisis de Situación 2019', elaborado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS). Un complemento a la sanidad pública que supone un desembolso mensual para los asegurados pero que también puede permitir ventajas fiscales. En concreto, si se cumplen ciertos requisitos este gasto se podrá incluir como deducción en la declaración de la Renta

Pese a que España cuenta con una sanidad pública que cubre todos los posibles riesgos, si el trabajador es autónomo y cuenta con un seguro médico privado o es asalariado y su empresa ha decido contratarlo podrán deducirlo en su renta.

[Te interesa leerEl verdadero cálculo del IRPF: así afecta al sueldo y a la renta en función del tramo

En el caso de los trabajadores por cuenta propia, la normativa considera gasto deducible, entre otros, las primas de seguro de enfermedad satisfechas por el contribuyente que correspondan a su propia cobertura siempre que cuenten con el régimen de estimación directa. Además, no solo es deducible la prima del seguro médico del autónomo, sino también la de su cónyuge e hijos menores de 25 años que convivan con él

Eso sí, existe un límite, de manera que el gasto máximo que se podrá deducir es de 500 euros por cada una de las personas señaladas, o de 1.500 euros si la persona tuviera alguna discapacidad. En este caso la deducción repercute en la base imponible del contribuyente, a la que se aplica el tipo impositivo correspondiente.

Por su parte, cuando el trabajador es asalariado las condiciones para poder deducirse el gasto varían. En primer lugar, los trabajadores que contraten por su cuenta un seguro médico no lo podrán deducir, solo en caso de que sea su empresa quien decida contratarlo para todos sus trabajadores.  

El importe que debieran abonar, si fuese, los trabajadores para su propia cobertura sí será deducible, así como las primas por las coberturas de su cónyuge y descendientes menores de 25 años. Aunque el gasto deducible cuenta con los mismos límites que en el caso de los autónomos. Ahora bien, cuando la cobertura la abone la empresa como una parte de su salario, ese importe no es deducible pero está exento de declararse porque no se considera rendimiento del trabajo. 

La empresa, en caso de contratar un seguro médico para sus trabajadores, también obtiene beneficio. En su caso tributa por el Impuesto de Sociedades y podrá deducirse el 100% del importe que destine a los seguros privados para sus trabajadores. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING