Novedades en 2021

¿Sabes cómo funciona el IRPF? Esto es lo que Hacienda te quita de la nómina

El IRPF funciona por tramos y de forma progresiva, por lo que a todos los trabajadores se le aplican los mismos porcentajes para cada tramo de ingresos. Este repercute directamente en sus sueldos. 

El IRPF el impuesto que repercute directamente sobre el sueldo de los españoles.
El IRPF el impuesto que repercute directamente sobre el sueldo de los españoles.
La Información.

El año 2021 ha traído numerosos cambios fiscales. Uno de los más importantes es la subida del IRPF a las rentas más altas, para las que se añade un nuevo tramo, que pasa del 45% al 47%. No obstante, esta subida de impuestos en España solo afectará a aquellos trabajadores que ganen más de 300.000 euros anuales, lo que en la práctica, se cifra en unos 36.200 contribuyentes, según las estimaciones de Hacienda.

La llegada de los tipos actuales impacta significativamente en el bolsillo de quienes más facturan. Por ello, antes de la reforma fiscal y ahora con la aparición de un nuevo tramo en el IRPF son varios los ‘youtubers’ e ‘influencers’ que han decidido marcharse de España para trasladar su residencia fiscal a Andorra, donde los tipos impositivos se fijan en el 10% para aquellos cuyos ingresos sobrepasan los 40.000 euros anuales.

La teoría, en estos y otros muchos casos parece obvia. Si una persona gana un millón de euros y Hacienda se lleva un 47% de su salario estaría dejando de ganar 470.000 euros, por lo que anualmente ingresaría 530.000 euros sin tener en cuenta las cotizaciones sociales. Sin embargo, la práctica está muy alejada de la creencia de muchas personas, pues el IRPF es un impuesto progresivo y se aplica por tramos, lo que hace que la factura fiscal sea algo más reducida.

El funcionamiento de la escala general del IRPF

Con efectos desde el 1 de enero la escala a la que se aplica el porcentaje de retención sobre los rendimientos del trabajo, es decir, todas las retribuciones que recibe una persona por su trabajo, como sueldos o salarios, prestaciones por desempleo o aportaciones a los planes de pensiones, cuenta con un tramo más. Para el nuevo tramo se aplicará un tipo de retención del 47%, siempre y cuando los rendimientos del trabajo excedan los 300.000 euros. Esto no implica que a un trabajador le retengan casi el 50% de unas ganancias superiores a 300.000 euros ni tampoco que a alguien que obtenga unos ingresos de 25.000 euros Hacienda le retenga un 30%.

Afortunadamente, el IRPF funciona por tramos y de forma progresiva, por lo que a todos los trabajadores se le aplican los mismos porcentajes para cada tramo de ingresos. Además, el tipo de retención no se aplica de forma marginal en cada tramo, sino que la retención se aplica sobre la diferencia entre el siguiente tramo y el anterior.

De este modo, para los tramos hasta 12.450 euros existe una retención del 19%; para el tramo desde 12.450 euros hasta 20.200, del 24%; desde 20.200 hasta 35.200, del 30%; desde 35.200 a 60.000, del 37%; desde 60.000 a 300.000, del 45%, y para los ingresos superiores a 300.000 euros, del 47%.

¿Cuánto paga una persona que gana 50.000 euros?

Teniendo en cuenta cómo funcionan estos tramos, ¿cuánto tendría que pagar a Hacienda una persona que ganara 50.000 euros al año? En este caso, pagaría un 19% de 12.450 euros, es decir, 2.365,5 euros. Después, se le aplicaría una retención del 24% a la diferencia entre el primer tramo y el segundo, (es decir 20.200 euros menos 12.450), que son 7.750 euros, lo que equivaldría a una retención de 1.860 euros.

Para el tercer tramo (desde 20.200 a 35.200) se aplicaría una retención del 30% sobre la diferencia, que serían 15.000 euros, lo que supondría una retención de 4.500 euros.

Por último, se le aplicaría el siguiente tramo, que va desde 35.200 a 60.000 euros. Puesto que esta persona gana un total de 50.000 euros anuales, la diferencia serían 14.800 euros, a los que se le aplicaría una retención del 37%, es decir, 5.476 euros.

Por lo tanto, una persona que ganara 50.000 euros pagaría a Hacienda un total de 14.201,5 euros. Esta cifra difiere en más de 4.000 euros si se aplicara de manera errónea el tramo de manera marginal, es decir, directamente el 37% a esos 50.000 euros, ya que pagaría 18.500 euros. En el siguiente vídeo elaborado por Finect se puede ver un ejemplo de manera más práctica.

¿Y si en vez de 50.000 euros el trabajador ganara 500.000 euros? Los cálculos serían parecidos. Hasta el tercer tramo esta persona estaría pagando las mismas cantidades. Ahora bien, al cuarto tramo se aplicaría la retención del 37% sobre 24.800 euros (la diferencia de tramos), lo que supondría 9.176 euros. Además, tendría que pagar el 45% de 240.000 euros (la diferencia entre los 300.000 menos los 60.000 euros del quinto tramo), es decir, 108.000 euros y el 47% del último tramo (la diferencia entre 500.000 menos 300.000 euros), que serían 200.000 euros, lo que supondrían 94.000 euros. Con todo, una persona que ganara 500.000 euros al año pagaría a Hacienda casi 220.000 euros, unos 15.000 euros menos que si se aplicara directamente el tipo marginal del 47% sobre sus ingresos anuales.

Mostrar comentarios