Cada vez tiene más adeptos

Jubilación anticipada antes de los 50: así es FIRE, el plan para no volver a trabajar

Este movimiento nacido en EEUU establece las bases y métodos para ahorrar, invertir y ganar dinero con el fin de jubilarse anticipadamente lo antes posible.

Independencia financiera y jubilación anticipada van de la mano en el movimiento FIRE.
Independencia financiera y jubilación anticipada van de la mano en el movimiento FIRE.
©[halfpoint] a través de Canva.com

"No quiero ser esa persona que trabaja hasta los 65 años porque tengo que hacerlo... y dos años después estar muerto". Estas son palabras del americano Rashad Muhammad, un experto en finanzas personales de 41 años que promueve la jubilación anticipada antes de los 50 años. Esta idea forma parte de un movimiento nacido en EEUU que cuenta con cada vez más adeptos. Se trata del movimiento FIRE ('Financial, Independence, Retire Early'). Su objetivo es que cada persona puede establecer un plan financiero de ahorro e inversión para conseguir rentas pasivas de las que vivir cuando se jubile. Y esta jubilación tiene que ser lo más temprana posible para disfrutar de la vida sin trabajar. 

Los pasos son claros. El primero consiste en realizar un análisis de las finanzas personales. Se deben calcular gastos, ingresos, deudas y posibles rentabilidades que se podrían sacar a propiedades. A partir de ahí, se calcula el dinero que se necesitaría por año para vivir una vez jubilado.

En ese momento hay que tener muy en cuenta la regla del 4%. Esta establece que de todo lo ahorrado y las rentas pasivas generadas, no se debe utilizar más del 4% por cada año de jubilación. Así se preserva el dinero y se puede vivir sin trabajar según el plan establecido. 

La clave, invertir y generar rentabilidades

Para poder acceder a la jubilación anticipada es fundamental tener un buen sueldo, seguir un plan de ahorro agresivo y, sobre todo, acertar a la hora de invertir.

Para ello, por un lado se aconseja contar con un asesor financiero para destinar dinero a productos de inversión: acciones, fondos de inversión, seguros de vida ahorro, etc. Se aconseja diversificar el dinero en diferentes productos y apostar por inversiones que generen rentabilidad a largo plazo. 

Por otro lado, siempre que sea posible, los expertos recomiendan invertir en vivienda, alquilando la misma a posteriori. La combinación de inversiones financieras e inmobiliarias es una buena mezcla para generar rentas pasivas que posibiliten la jubilación anticipada. 

Casos de éxito del movimiento FIRE

Jeremy Jacobson y Winnie Tseng forman una pareja americana que se jubiló con 38 años y un millón ahorrado. En 10 años pusieron en marcha un plan de ahorro e inversión (puedes consultarlo aquí) para no volver a trabajar jamás. Ellos son solo un ejemplo, pero hay muchos más que inspiran a nuevos adeptos del movimiento. Uno de los últimos conocidos es el de Rachel Richards, jubilada con 27 años e ingresos pasivos de 13.000 euros al mes. 

Su camino lo quiere seguir la psicóloga americana Traci Williams. Esta mujer de 37 años  se planteó alcanzar la independencia financiera para jubilarse anticipadamente en los primeros meses de la pandemia. "Una amiga mía me dijo que se vendían acciones. No tenía ni idea del mercado financiero, pero compré una acción de Disney. Desde entonces, su precio se ha duplicado", explica en declaraciones recogidas por el diario 'The New York Times'. 

"La pandemia me hizo darme cuenta de lo frágiles que relmente somos. Por ello, me decidí a poner mis finanzas en orden", añade. Entonces encontró online webs y grupos sobre el movimiento FIRE. Le gustó y se puso manos a la obra. 

En el análisis de sus finanzas descubrió que tenía deudas de 30.000 dólares. Por ello, trabajó para poner en marcha un plan financiero con el objetivo de jubilarse con 50 años con entre uno y 1,5 millones de dólares ahorrados. Está decidida a conseguirlo en solo 13 años. 

Mostrar comentarios