Jueves, 09.04.2020 - 16:14 h
Antes de los 65 años 

Jubilación anticipada: años a trabajar para no perder dinero en la pensión

Quienes se retiran antes de alcanzar la edad legal cuentan con un coeficiente reductor sobre su base reguladora que varía según los años cotizados.

Fotografía de dos jubilados que trabajan como autónomos.
Los años que hay que trabajar para perder menos dinero en la jubilación anticipada. / Canva.

Desde el año 2013 la edad legal para acceder a la jubilación aumenta progresivamente cada año, hasta que en 2027 el límite se sitúe en 67 años. Pero además, esta reforma, que se aplicó durante la legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, también incrementa el período mínimo de cotización exigido. De esta manera, en 2020 la edad legal de jubilación se sitúa en los 65 años y 10 meses para quienes cuenten con menos de 37 años cotizados y 65 años para quienes hayan trabajado más de 37 años. 

Sin embargo, existe la posibilidad de retirarse antes de esa edad, siempre que se cumplan ciertos requisitos, a través de la denominada jubilación anticipada. Eso sí, esta opción supone una penalización ya que se aplicará un coeficiente reductor sobre la base reguladora porque se disfrutará durante más años de la pensión. Ante esta situación, ¿cuántos años hay que trabajar para no perder mucho dinero en la jubilación anticipada? 

​En primer lugar, hay que tener en cuenta que los trabajadores que se retiren antes de la edad legal no podrán obtener en ningún caso el 100% de la pensión y esto se producirá durante toda la jubilación, no únicamente durante los años anteriores a la edad legal. No obstante, existen dos factores que pueden reducir el impacto del coeficiente reductor: el número de años cotizados y la edad de jubilación. Así, cuanto mayor sea el período de años cotizados menor será la reducción, al igual que ocurre cuanto más cercana sea la edad de retiro a la edad legal de jubilación. 

Los coeficientes reductores van desde el 2% por trimestre, para un período de cotización inferior a 38 años y seis meses, siguiendo por un 1,875% (para una cotización igual o superior a 38 años y seis meses e inferior a 41 años y seis meses), un 1,750% (para una cotización igual o superior a 41 años y seis meses e inferior a 44 años y seis meses), y terminando en un 1,625% (cotización igual o superior a 44 años y seis meses).

Así, quienes tengan cotizado al menos 44 años y seis meses serán quienes menos verán reducida su pensión. Por ejemplo, un trabajador en esa situación que se retira dos años antes, a los 63, sufrirá una penalización del 13% anual, ya que el 1,625% se aplica por trimestre anticipado a la jubilación. Si cobrase una pensión de 2.000 euros, supondría una rebaja de 260 euros al mes. 

No obstante, estos coeficientes reductores no afectarán a todos por igual, sino que su efecto varía según la base de cotización. Así, quienes cotizan por la base máxima, actualmente en 4.070,1 euros, pueden tener la suerte de que tras aplicar el coeficiente reductor, la pensión resultante siga siendo superior a la máxima, prevista en 2.683,34 euros mensuales en 2020. Ante estas situaciones la normativa estipula la aplicación de otro coeficiente reductor, en este caso del 0,5% trimestral sobre la pensión máxima fijada en ese momento.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING