Krugman recomienda bajar los sueldos un 20 % más respecto a Alemania

  • El premio Nobel de Economía Paul Krugman defiende una bajada de los salarios en los países europeos menos competitivos respecto a Alemania de un 20 por ciento más en los próximos cinco años, como una de las herramientas para que la Unión Europea (UE) salga de la crisis.

París, 30 ene.- El premio Nobel de Economía Paul Krugman defiende una bajada de los salarios en los países europeos menos competitivos respecto a Alemania de un 20 por ciento más en los próximos cinco años, como una de las herramientas para que la Unión Europea (UE) salga de la crisis.

En una entrevista publicada hoy por el vespertino "Le Monde", el economista estadounidense señala, además, que el ajuste para combatir la crisis económica puede hacerse permitiendo que aumenten los precios, en lugar de rebajando los salarios.

Según Krugman, "para restaurar la competitividad en Europa digamos que habría que, de aquí a cinco años, (hacer que) los salarios bajen en los países menos competitivos en un 20 % con relación a Alemania".

"Con un poco de inflación, el ajuste es más fácil", añade el economista, quien considera que un alza de los precios de en torno al 4 por ciento "ofrecería parte de la flexibilidad que Europa necesita".

Se trata de una de las recomendaciones del economista, que mañana pronunciará una conferencia en París sobre la crisis de la zona euro, pero no la única, ya que defiende que Europa no logrará recuperar la senda del crecimiento exclusivamente con medidas de austeridad y presupuestos ajustados.

"Se sigue considerando la crisis como un problema de excesos presupuestarios. No es el caso. Esos desequilibrios existen, pero también hay una diferencia de competitividad y de flujo de capitales", indica.

Alemania, resalta, "cree que la rectitud y la disciplina presupuestaria son la solución. Se equivoca".

Recuerda que esas son parte de las medidas que la propia Alemania se aplicó para dinamizar su debilitada economía a finales de los años noventa, pero cree que no es una solución global.

"Piensan en aplicar sus soluciones a la zona euro. Pero, si fuera el caso, ¡habría que encontrar otro planeta para exportar los productos europeos!", comenta Krugman, que aboga por buscar un reequilibrio económico global.

Alemania, añade, "tiene superávit, mientras que los países del sur de Europa tienen déficit. China no podrá conservar eternamente sus excedentes comerciales. Hablamos de una reorganización global de la economía mundial. Los tipos de cambio flotantes deben permitir ese reequilibrio".

El economista niega que la crisis que opera en la zona euro "muestre en absoluto un fracaso de los sistemas sociales".

"Es posible preservar un nivel elevado de protección social con una política presupuestaria responsable. Basta con mirar a Suecia", sentencia.

Por otro lado, Krugman asegura que rebajar el endeudamiento de los países europeos no debe ser una prioridad ahora, sino que hubiera sido una buena iniciativa cuando la situación económica lo permitía.

Mostrar comentarios