Jueves, 20.06.2019 - 13:47 h
Más colaboración fiscal entre países

La AEAT prevé problemas añadidos para el turismo y la agricultura por el Brexit

La Agencia Tributaria calcula que su carga de trabajo se verá aumentada en un 8% en el control de las exportaciones y en un 4% en las importaciones. 

Jesús Gascón
La AEAT prevé problemas añadidos para el turismo y la agricultura por el Brexit. / EFE

La salida del Reino Unido de la Unión Europea aumentará la carga de trabajo de la Agencia Tributaria en un 4% en materia de importaciones y en un 8% en materia de exportaciones, según ha explicado este martes el presidente de la Agencia Tributaria (Aeat), Jesús Gascón, y que podría repercutir en dos sectores especialmente importantes para España como son el turismo y la agricultura. Durante su intervención en el XV Foro de Fiscalidad Internacional Deloitte Legal, Gascón ha recordado que las importaciones dejarán de ser intracomunitarias para estar gravadas con aranceles y cambios en el IVA, lo que aumentará la carga de trabajo de la Agencia en un 4% en este segmento y obligará a contar con un plan de contingencia.

En exportaciones, el aumento de la carga de trabajo ascenderá al 8%, un aspecto en el que Gascón se ha mostrado especialmente preocupado por sectores "pujantes" como el agroalimentario. A esto se añade el "problema" de los turistas británicos que van a multiplicar el trabajo "de manera exponencial" porque su carácter extracomunitario implicará un mayor control, logística y aduanas en los aeropuertos y otros puntos de entrada al país.

Gascón ha apuntado que el riesgo fiscal y aduanero de un turista "no es muy elevado" porque "llega una persona un tiempo limitado que entra y sale con su equipaje", lo que sí tiene es implicaciones de control y logística al conllevar un cambio en la forma de funcionamiento aduanero, por ejemplo, en la organización de fila de turistas comunitarios o extracomunitarios.

En este sentido, ha explicado que el mayor impacto se dará a nivel de infraestructuras en los puertos y aeropuertos y en las operaciones de importación y exportación, que cambiarán su calificación jurídica. Esta mayor carga de trabajo se deriva de los trámites asociados a las exportaciones, según ha señalado el director general de la AEAT. Ante este panorama, ha indicado que se está realizando un esfuerzo divulgativo "muy importante", con un plan de difusión de información a través de la página web, charlas generales y encuentros sectoriales, para estar "lo mejor preparados" ante un Brexit "duro" o una salida acordada.

Por otra parte, Gascón ha valorado la mayor cooperación a nivel global para que cambien las "reglas del juego", a través de modificaciones de convenios para evitar la doble imposición, así como en el ámbito europeo, con distintas iniciativas como las directivas de cooperación administrativa (DAC), las normas comunes antielusión o los intentos de armonización de la basa imponible en Sociedades, que por ahora "no ha ofrecido frutos", informa Ep.

Sin embargo, ha lamentado que estas medidas armonizadoras están "tocando techo" y muchos países empiezan a adoptar medidas "individualizadas". En este sentido, se ha referido por ejemplo al Impuesto de Sociedades, para el que se han adoptado medidas defensivas para blindar las bases imponibles, si bien una vez que se ha constatado que la capacidad recaudatoria "no puede dar mucho más de sí", con una recaudación del 2,3% en España, frente al 2,1% de Italia o los mayores ingresos de Francia, Alemania y Reino Unido, con un techo del 2,6%, varios países han optado por nueva tributación empresarial, como el impuesto a determinados servicios digitales.

Nueva fiscalidad y relaciones

Ha repasado las iniciativas en este sentido implementadas en distintos países y ha apuntado que en el caso de la llamada 'tasa Google' prevista por el Gobierno en España, habrá que esperar a ver su devenir en la siguiente legislatura tras la disolución de las Cortes. En todo caso, ha apuntado que todos estos nuevos impuestos son "complicadísimos" de gestionar. Igualmente, ha destacado que se está avanzando en la información y la asistencia al contribuyente, en el caso español con el acceso al censo a través de asistentes virtuales e información más específica. Esto es posible, ha dicho, gracias al mayor intercambio de información entre los países, si bien considera que podría estar quedando ya incluso "obsoleto" y en un futuro se podría constituir "una gran nube de información tributaria compartida, con cumplimiento estricto normativo".

El director general de la AEAT también ha planteado la opción de que se puedan alcanzar acuerdos con las empresas en la vía económico-administrativa y contencioso-administrativa y no solo en la vía administrativa como en la actualidad, con el fin de evitar llegar a juicios. Así, se podrían activar los actos de acuerdo de la vía administrativa en las otras dos vías para dar "una segunda y una tercera oportunidad" de alcanzar acuerdos.

En su intervención, Gascón ha apuntado que tras años de aumentar la colaboración y transparencia fiscal entre países se ha llegado a un momento en el que estas iniciativas "están tocando techo" y muchos países toman medidas "individualizadas". Por ejemplo, una vez que el impuesto de sociedades no puede aumentar mucho más su recaudación, algunos países están optando por medidas para completar la tributación empresarial, como el impuesto a determinados servicios digitales.

También se avanza en la información y asistencia al contribuyente, por ejemplo con servicios específicos o asistentes virtuales, que ahora son posibles gracias al elevado volumen de datos que se maneja y que terminará en "una gran nube de información tributaria compartida en todos los países", según Gascón.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios