La alternativa china al GPS de EEUU ya opera en la región Asia-Pacífico

  • El sistema de posicionamiento chino Beidou/Compass ("Brújula"), que quiere ser una alternativa al popular GPS estadounidense, comenzó hoy a ofrecer información a usuarios de la región Asia-Pacífico, exactamente un año después de que iniciara sus operaciones.

Pekín, 27 dic.- El sistema de posicionamiento chino Beidou/Compass ("Brújula"), que quiere ser una alternativa al popular GPS estadounidense, comenzó hoy a ofrecer información a usuarios de la región Asia-Pacífico, exactamente un año después de que iniciara sus operaciones.

El sistema, que dispone de una veintena de satélites especiales y espera aumentar el número a 30 para 2015, ofrece información de posicionamiento con 10 metros de precisión, así como medición de tiempo y velocidad entre otros servicios, señaló el portavoz de la oficina estatal que gestiona el proyecto, Ran Chengqi.

El sistema también ha sido desarrollado por China para aumentar la información en sectores como transporte, meteorología, prospecciones petrolíferas, control de incendios, prevención de desastres, telecomunicaciones y seguridad pública.

El portavoz dijo que China espera con su sistema lograr entre un 70 y un 80 por ciento de la cuota del mercado nacional, dominado por el GPS creado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos y gestionado por el Ejército del Aire estadounidense (con un 95 por ciento del total).

Pese al empeño de China en tener su "GPS autóctono", el país participa también en el proyecto simultáneo europeo Galileo con millonarias inversiones.

Otros países, como Rusia, Japón y la India, también desarrollan actualmente sus alternativas al GPS (Global Positioning System), ampliamente utilizado en todo el mundo.

Mostrar comentarios