Domingo, 20.10.2019 - 16:53 h

La Asamblea de BBK aprueba la "fusión fría" de las cajas vascas en Kutxabank

La Asamblea General extraordinaria de la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) ha aprobado esta tarde, con una holgada mayoría, el proyecto de "fusión fría" con la alavesa Caja Vital y la guipuzcoana Kutxa mediante la creación de un banco, que se denominará Kutxabank.

Bilbao, 16 sep.- La Asamblea General extraordinaria de la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK) ha aprobado esta tarde, con una holgada mayoría, el proyecto de "fusión fría" con la alavesa Caja Vital y la guipuzcoana Kutxa mediante la creación de un banco, que se denominará Kutxabank.

El proyecto ha contado con el respaldo -92 votos a favor- de los vocales del PNV, PSE-EE, PP y CCOO, que había supeditado su apoyo a la consecución de un acuerdo laboral, logrado días atrás.

Solamente se han opuesto al proyecto el representantes del LAB, los tres de Ezker Batua y los dos de ELA.

Los vocales de la izquierda abertzale también han respaldado el proyecto en virtud del acuerdo alcanzado el pasado miércoles por las direcciones de las cajas con Bildu.

La integración coloca a Kutxabank -recibirá todos los activos y pasivos de las cajas salvo los vinculados a la obra social y el patrimonio artístico- como la cuarta caja por activos totales con 75.729 millones de euros (la quinta cuando culmine la operación Unicaja-CajaEspaña-Caja Duero), y la octava entidad del sistema financiero español.

Kutxabank, que contará con más de 1.300 oficinas y una plantilla de más de 9.000 personas, prevé situar su capital principal ('core capital') en 2015 cercano al 16 por ciento y alcanzar unos beneficios superiores a los 800 millones de euros, el doble de los beneficios agregados de las tres cajas en 2010.

Como consecuencia, se duplicará también la dotación a la obra social, que rondará los 240 millones de euros.

El presidente de BBK, Mario Fernández, ha destacado en su intervención que, si se atiende exclusivamente a su solvencia, "las cajas vascas no necesitarían de operaciones de esta índole", que, sin embargo, se convierten en necesarias "para estar en igualdad de condiciones que sus competidores y estar mejor preparados para cualquier momento en que puedan plantearse problemas".

Fernández ha defendido la modalidad adoptada para la integración, el SIP (Sistema Institucional de Protección), ya que permite a las cajas "subsistir para cumplir una muy importante doble función: ser los tres únicos accionistas del banco que se crea y desarrollar con plena libertad la Obra Social en cada uno de los tres territorios".

Kutxabank tendrá su domicilio social en Bilbao, que será la sede de la actividad económico-financiera. La sede de la actividad de medios y recursos se situará en San Sebastián y la coordinación de actividades de obra social y relaciones institucionales, en Vitoria.

BBK mantendrá el 57 % de las participaciones en el capital social del nuevo banco, Kutxa el 32 % y Vital el 11 % restante.

El Consejo de Administración del nuevo banco estará integrado por 20 miembros, de los cuales 12 -el 60 %- serán designados a propuesta de BBK; 6, de Kutxa; y los 2 restantes, de Vital.

El Consejo de Administración designará a propuesta de BBK un Presidente Ejecutivo, un Vicepresidente Primero a propuesta de Kutxa y un Vicepresidente Segundo a propuesta de Vital.

Fernández ha agradecido a los partidos políticos que hayan dejado el proyecto fuera del debate político y hayan entendido que "este es un proyecto de país" que requiere "el máximo consenso social".

También ha manifestado su satisfacción por la adhesión de Bildu, que permite que "el proyecto nazca con el apoyo de prácticamente todas las sensibilidades relevantes del país".

Fernández ha calificado el acuerdo de "histórico" y ha valorado el alto grado de consenso logrado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios