La banca española prevé captar 26.170 millones de capital sin ayudas públicas

  • El Banco Santander, BBVA, Banco Popular, BFA-Bankia y La Caixa prevén captar al menos 26.170 millones de euros antes de julio de 2012 para cumplir con los nuevos mínimos de capital exigidos por la Unión Europea (UE) sin necesidad de recurrir a ayudas públicas.

Madrid, 8 dic.- El Banco Santander, BBVA, Banco Popular, BFA-Bankia y La Caixa prevén captar al menos 26.170 millones de euros antes de julio de 2012 para cumplir con los nuevos mínimos de capital exigidos por la Unión Europea (UE) sin necesidad de recurrir a ayudas públicas.

Los cinco principales bancos españoles se comprometen a cubrir ese déficit de capital a través de una serie de iniciativas, que detallarán antes del próximo 20 de enero al Banco de España (BE), que ha considerado que los objetivos se pueden alcanzar "razonablemente".

La Autoridad Bancaria Europea (ABE), con sede en Londres, ha elevado hoy desde 106.447 hasta 114.685 millones el déficit de capital que presentan los 71 mayores bancos del continente, principalmente porque las del sector financiero alemán se han duplicado.

En el caso de España, el país se mantiene como el segundo europeo, después de Grecia, con mayores necesidades de capital pues acapara el 22 % del total ya que siguen siendo prácticamente las mismas que en octubre, cuando se hizo una primera estimación.

De los 26.170 millones, el Banco Santander debe captar 15.302 millones, 332 millones más que los calculados inicialmente; BBVA, 6.329 millones, 758 millones menos; Banco Popular, 2.581 millones de euros, 219 más; BFA-Bankia, 1.329 millones, 189 más; y La Caixa, 630 millones, 28 más.

No obstante, las necesidades de capital de la banca española son sensiblemente menores que esos 26.200 millones, ya que por ejemplo el Banco Santander, que por su tamaño figura como el banco europeo con mayor déficit, cuenta con 6.829 millones en bonos convertibles en acciones, comercializados como "Valores Santander".

Los bonos convertibles en acciones ya emitidos, que ahora no se incluyen al hacer el cálculo con la foto del cierre de septiembre, podrán considerarse capital de máxima calidad a finales de junio de 2012 siempre que su conversión sea antes de octubre de 2012.

Además, también se dará la opción de utilizar otros instrumentos como las participaciones preferentes, que la banca española está ofreciendo a sus titulares canjear también en acciones, valores más líquidos y que las entidades pueden contar como capital.

Todo ello para lograr obtener al menos una proporción de recursos de máxima calidad frente a activos ponderados por riesgo de al menos el 9 % (Core Tier 1) y asumir una depreciación de sus carteras de deuda superior a 6.500 millones de euros, de los que 2.424 y 2.313 millones corresponden al Banco Santander y el BBVA.

El grupo que preside Emilio Botín mantiene que sus necesidades de capital se reducen además de por las convertibles, por la propia gestión del banco, la venta de un 7,8 % de su filial en Chile que le reporta 700 millones en plusvalías o el canje de 2.000 millones en emisiones preferentes por acciones.

Por eso, ya en octubre se fijó el objetivo de elevar su capital de máxima calidad hasta el 10 % para cubrir holgadamente su déficit sin necesidad de ayudas públicas y manteniendo su política de retribuir al accionista con 0,60 euros al año por título.

En la misma línea, BBVA, BFA-Bankia, La Caixa y el Banco Popular explicaron en sendos hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que también cubrirán sus necesidades de capital sin recurrir a ayudas públicas.

Las entidades coinciden en la idea trasladada por el grupo que preside Rodrigo Rato de que los nuevos mínimos de solvencia tratan de recuperar la confianza del mercado para facilitar el acceso de los bancos a la financiación mayorista, de forma que puedan estar en condiciones de seguir prestando apoyo financiero a la economía real.

Mostrar comentarios