La Bolsa española aprovecha la Navidad para consolidar los 9.900 puntos

En una semana bursátil más corta de lo habitual por la Navidad, la Bolsa española ha aprovechado los tres días que ha cotizado -lunes, martes y viernes- para subir el 2,17 % y cerrar la semana por encima de los 9.900 puntos.

Madrid, 28 dic.- En una semana bursátil más corta de lo habitual por la Navidad, la Bolsa española ha aprovechado los tres días que ha cotizado -lunes, martes y viernes- para subir el 2,17 % y cerrar la semana por encima de los 9.900 puntos.

En concreto, el mercado español terminó el viernes, el último del año, en 9.900,10 puntos, una cota en la que no se situaba desde el pasado 31 de octubre.

De esta manera, el principal selectivo de la Bolsa española, el IBEX 35, mantiene la racha alcista que inició la semana pasada cuando subió el 4,50 % -el mayor avance desde finales de julio- apoyada en la decisión de la Reserva Federal de EEUU, de retirar su plan de estímulos económicos, y en la inesperada subida del PIB de ese país, que creció un 4,1 % en el tercer trimestre.

Factores que unidos a más datos macroeconómicos que confirman la mejora de la economía de Estados Unidos han servido de bastión al mercado nacional para mantener las ganancias esta semana, en la que no habido referencias macroeconómicas españolas y europeas de relevancia.

Así, el lunes 23 de diciembre, el principal selectivo español, el IBEX 35, se anotó un 0,71 % y superó los 9.700 puntos, animado por el mercado de Estados Unidos, que alcanzó niveles históricos tras conocerse un buen dato sobre el gasto de los consumidores de ese país, que registró el mayor aumento mensual en cinco meses.

A este dato se unió también la mejora de la confianza del consumidor del país, lo que provocó que Wall Street alcanzara el lunes máximos históricos.

Como consecuencia, ese mismo lunes, se registraron alzas generalizas en toda Europa, donde el Dax de Fráncfort también registró máximos históricos.

Ya en la jornada de Nochebuena, en la que la Bolsa española solo operó hasta las 14.00, la falta de referencias económicas, hizo que los inversores mantuvieran el tono positivo gracias a los resultados más que positivos que se registraron el día anterior.

Una resaca que sirvió para que el mercado nacional cerrara con un repunte del 0,63 % y conquistara los 9.800 puntos, un nivel en el que no se situaba desde finales de noviembre.

Ya al final de la semana, el IBEX 35, que no ha operado ni el miércoles 25 de diciembre (Navidad) ni el día 26 (San Esteban), consiguió subir el 0,82 % y cerrar por encima de los 9.900 puntos.

Y es que el día previo, Wall Street, que sí operó, registró ganancias y nuevos récords gracias al impulso de la nueva reducción de las solicitudes semanales de subsidios de desempleo, que bajó en 42.000 demandantes, y al índice Nikkei de Tokio, que cerró en su nivel más alto en seis años.

Este nuevo impulso proveniente del otro lado del Atlántico y desde la Bolsa de Tokio provocó que un día después, ya el viernes, el selectivo español, en sintonía con sus homólogas europeas, cerrase la semana con una revalorización del 2,17 %.

Además, al final de una semana que se ha saldado con muy poco volumen de negociación, el mercado nacional conseguía ganancias que si se suman a la de la semana pasada, contribuyen a que en las ocho ultimas sesiones, el mercado haya subido un 6,77 %.

En estos tres días de cotización, todos los grandes valores han registrado ganancias ya que BBVA se ha revalorizado el 2,12 %; Iberdrola, el 2,05 %; Inditex, el 2,59 %; Repsol, el 1,96 %, Santander, el 2,17 % y Telefónica, el 1,76 %.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING