La bolsa española cierra un abril para olvidar: se ha desplomado un 12,4%

  • El principal indicador de nuestro mercado ha despedido el cuarto mes del año con fuertes números rojos. En las últimas cuatro semanas, el Ibex se ha hundido un 12,45%, tras pasar de los 8.008 a los 7.011 puntos, lastrado por la reactivación de la crisis de deuda y las dudas que genera la economía española entre los inversores.

El Ibex salva los 7.000 puntos pero se anota su peor mes del año (-12,4%)
El Ibex salva los 7.000 puntos pero se anota su peor mes del año (-12,4%)
A.P.A.

Abril ha sido el mes más duro para la bolsa española en lo que llevamos de año. En las últimas cuatro semanas, el Ibex ha perdido nada menos que un 12,45%, tras pasar de los 8.008 puntos a los 7.011 enteros.

Estos números rojos son superiores a los que registró el indicador en todo el primer trimestre, y le deja en zona de mínimos de los últimos tres años. Y es que los problemas de la eurozona en general, y de los países periféricos en particular, han cotizado a la baja en las plazas del Viejo Continente.

En el caso español, concretamente, los inversores temen que el Gobierno no sea capaz de cumplir con los compromisos pactados con Bruselas (entre ellos, reducir el déficit público del 8,5% al 5,3% en este ejercicio).

Además, se ha confirmado que nuestra economía ha entrado de forma oficial en recesión, al registrar dos trimestres consecutivos de contracción. Por su fuera poco, el paro sigue subiendo y ya afecta a 5,64 millones de personas, mientras que el mercado nos sigue pidiendo más recortes.

Sin olvidar que las agencias de calificación han vuelto a fijarse en la deuda española y, en el caso de Standard&Poor's, esta mirada ha supuesto una rebaja de rating de hasta dos escalones (hasta BBB+).

Este cóctel de malas noticias ha estado acompañado por la decisión del BCE de no comprar deuda pública de la periferia y los rumores de que los países rescatados (como Grecia y Portugal) necesitarán nuevas rondas de ayudas.

Con todo, el parqué madrileño ha logrado mantener en su poder la barrera psicológica de los 7.000 puntos y ha escapado de mínimos desde 2003, un abismo al que se asomó demasiado hace apenas una semana.

Mientras, en el mercado de deuda, el interés del bono español a diez años ha terminado abril en el 5,76%, lejos del 6% que ha llegado a marcar semanas atrás, mientras que la prima de riesgo despide el cuarto mes del año en los 410 puntos básicos, frente a los 440 que ha llegado a tocar.

Mostrar comentarios