La bolsa española recupera los 7.000 puntos con la mayor alza anual (2,72 %)

  • La bolsa española ha recuperado hoy el nivel de 7.000 puntos con la mayor subida del año, el 2,72 por ciento, animada por el avance de los grandes bancos y valores, en la jornada posterior a la celebración de elecciones en Grecia y en Francia.

Madrid, 7 may.- La bolsa española ha recuperado hoy el nivel de 7.000 puntos con la mayor subida del año, el 2,72 por ciento, animada por el avance de los grandes bancos y valores, en la jornada posterior a la celebración de elecciones en Grecia y en Francia.

Con la prima de riesgo en 410 puntos básicos, el principal indicador del mercado español, el IBEX 35, ha subido 187,20 puntos, el 2,72 por ciento, hasta 7.063,20 puntos, cota abandonada hace una semana. Las pérdidas anuales bajan al 17,55 por ciento.

En Europa, con el euro en 1,305 dólares y Londres cerrado, Milán subió el 2,56 por ciento; París, el 1,65 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,55 por ciento, y Fráncfort, el 0,12 por ciento. Atenas bajó el 6,67 por ciento.

El resultado de las elecciones legislativas griegas, las presidenciales francesas y de las "autonómicas" alemanas (Schleswig-Holstein) condicionaban la caída de la bolsa, que bajaba hasta los mínimos anuales durante la sesión (6.743,20 puntos) poco después de la apertura con una caída del 2 por ciento.

En el ánimo de los inversores, que veían cómo la rentabilidad de la deuda española ascendía hasta el 5,8 por ciento y la prima de riesgo a 425 puntos básicos, influía la posibilidad de que Grecia tenga que abandonar el euro por la dificultad de formar gobierno. La cotización del euro descendía de 1,30 dólares.

La bajada del 2,8 por ciento de Tokio esta madrugada, las informaciones sobre BFA-Bankia, que podría ser intervenida por el Estado español, y las declaraciones del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que hablaba sobre la posibilidad de dar ayudas públicas a la banca, también pesaban en el descenso bursátil.

Después de que chocara en varias ocasiones contra la cota de 6.750 puntos, el mercado rebotaba y antes del mediodía recuperaba el nivel de 6.800 puntos.

La reducción de las pérdidas coincidía con las compras en el mercado de deuda y el posterior aumento del 2,2 por ciento de los pedidos industriales en Alemania en marzo, con lo que la bolsa española recuperaba el nivel de 6.900 puntos.

Además, España recibía el apoyo de la Comisión Europea respecto a la extensión del plazo para cumplir con la reducción del déficit hasta el 3 por ciento, a lo que rápidamente se opuso la canciller alemana Angela Merkel, que declaraba que el plan fiscal de la Unión Europea no está abierto a renegociación.

Con una caída moderada desde la apertura, Wall Street perdía el nivel de 13.000 puntos pero no limitaba el avance español, que incluso superaba la cota de 7.000 puntos poco después del inicio del mercado neoyorquino.

La leve bajada del parqué neoyorquino tampoco frustraba el avance bursátil al final de la sesión, pendiente de las maniobras para formar gobierno en Grecia, con lo que el mercado nacional ganaba el 2,72 por ciento, la mayor alza del ejercicio.

Todos los grandes valores subieron: BBVA, el 5,37 por ciento, el principal avance del IBEX, en tanto que Banco Santander ganó el 4,7 por ciento; Iberdrola, el 3,11 por ciento; Telefónica, el 3,11 por ciento, y Repsol, el 2,46 por ciento.

ACS ocupó el segundo puesto por ganancias del IBEX con un avance del 5,21 por ciento, seguida de FCC, que se revalorizó el 4,82 por ciento, y de Banco Santander, en tanto que el quinto puesto correspondió a Bankinter, que subió el 4,68 por ciento.

Sólo tres compañías del IBEX concluyeron con pérdidas: Bankia, que perdió el 3,26 por ciento después de la dimisión de su presidente, Rodrigo Rato; Grifols, que bajó el 0,41 por ciento, y Banco Sabadell, el 0,12 por ciento.

En el mercado continuo, lideró las ganancias Urbas, que avanzó el 7,14 por ciento, mientras que Nicolás Correa comandó los descensos al bajar el 9,04 por ciento.

La rentabilidad de la deuda española a largo plazo se mantenía en el 5,7 al cierre, mientras que el rendimiento de los títulos germanos subía dos centésimas, hasta el 1,61 por ciento.

El efectivo negociado se ha situado en 2.329 millones de euros, de los que algo más de 1.000 fueron intermediados por inversores institucionales.

Mostrar comentarios