La CE concluye que el crédito a la aerolínea SAS no constituyó ayuda estatal

  • La Comisión Europea (CE) ha determinado que el crédito renovable otorgado en diciembre de 2012 por Suecia, Dinamarca y Noruega a la Sociedad de Aerolíneas Escandinavas (SAS) no constituyó ayuda estatal, informó hoy el Ejecutivo Comunitario.

Bruselas, 9 jul.- La Comisión Europea (CE) ha determinado que el crédito renovable otorgado en diciembre de 2012 por Suecia, Dinamarca y Noruega a la Sociedad de Aerolíneas Escandinavas (SAS) no constituyó ayuda estatal, informó hoy el Ejecutivo Comunitario.

La CE abrió en junio de 2013 una investigación en profundidad para verificar que el crédito era compatible con las normas de ayuda de Estado en la Unión Europea (UE).

SAS, cuya posición financiera ha sido "problemática" durante varios años, de acuerdo a la CE, disponía de un crédito renovable por parte de varios bancos que expiraba en junio de 2013.

Esas entidades se negaron a renovarlo sin una contribución sustancial de Dinamarca, Suecia y Noruega y en diciembre de 2012 esos tres estados decidieron financiar la mitad del nuevo crédito de 3.500 millones de coronas suecas (unos 400 millones de euros).

Los estados proporcionaban esa financiación junto con otro accionista de SAS, la Fundación Knut y Alice Wallenberg (KAW), que tiene el 7,6 % del capital social de la aerolínea, y la mayoría de los bancos que ya habían participado en el crédito anterior.

Suecia controla el 21,4 % en SAS, Dinamarca el 14,3 % y Noruega el 14,3 %.

La CE determinó en su investigación que los tres estados y los bancos no estaban en una posición comparable cuando decidieron participar en el nuevo crédito, en particular a la vista de la exposición de algunas de las entidades a SAS más allá del préstamo.

No obstante, también consideró sólidas y creíbles las previsiones en las que se basaba el plan de negocio y por tanto constituía un fundamento económico razonable para la decisión de los tres gobiernos de participar en el nuevo crédito.

Además, los riesgos asumidos por los tres países se redujeron más al ser la garantía para el préstamo suficiente, indicó la CE.

La Comisión señaló que el crédito se otorgó en términos que habría aceptado también un inversor privado bajo condiciones de mercado y que por tanto no supuso una ventaja indebida a SAS.

Por ende no constituyó ayuda de Estado.

El nuevo crédito renovable nunca fue utilizado y fue cancelado en marzo de 2014.

Mostrar comentarios