Lunes, 16.09.2019 - 19:23 h
Decálogo del inversor

La CNMV alerta ante altas rentabilidades sin riesgo y sobre productos complejos

El organismo supervisor da un gran número de recomendaciones y consejos para concienciar e informar acerca de las inversiones financieras. 

Imagen de Sebastián Albella, presidente de la CNMV
Sebastián Albella, presidente de la CNMV. 

La CNMV en su decálogo del inversor emite numerosos consejos para concienciar e informar acerca del mundo de las inversiones. En concreto, su quinto consejo alerta ante altas rentabilidades sin riesgo y sobre productos complejos aconsejando "no invertir en lo que no comprendamos" y lanza cuatro recomendaciones bastante claras. 

La primera es "desconfiar  de las oportunidades únicas de inversión, con promesas de altas rentabilidades y con poco o ningún riesgo”. Los 'chiringuitos financieros', de los que alerta cada semana en numerosos países, ofrecen productos de inversión con rentabilidades garantizadas por encima de la media, con un tiempo limitado para aceptarlas y con base en información especial no disponible para el público en general.

Las ofertas de inversión de escaso o nulo riesgo, con aseguramiento de beneficios significativamente mayores a los productos convencionales son indicios de fraudes e informa que "desconfíe de las ofertas que en
las que se asegura que no se puede perder o es un producto garantizado
, sin riesgo".

La segunda recomendación es “desconfiar de las promesas de alta rentabilidad con bajo o nulo riesgo ya que la rentabilidad normalmente está relacionada con el riesgo”. 

La tercera recomendación es una de las más relevantes. Desde el organismo supervisor señalan que hay que “informarse de los riesgos inherentes a la operativa con los contratos por diferencias (CFD), las opciones binarias, productos forex y otros productos especulativos y opere en ellos solo a través de entidades registradas”.

En concreto, este tipo de productos son de riesgo, complejos y especulativos y, en numerosas ocasiones, se anuncian para clientes minoristas a través de páginas webs o plataformas online gestionadas por entidades no autorizadas ni reguladas. En este sentido, numerosos estudios han puesto de manifiesto que en la mayoría de los casos, los clientes que han operado en este tipo de productos pierden la inversión realizada. En concreto, según los datos del último estudio de la
CNMV entre 1 de enero de 2015 y 30 de septiembre de 2016, el 82% de los
clientes que realizaron operaciones con CFD sufrieron pérdidas.

Por tanto, es necesario invertir en productos que conozcamos y descartar aquellos que no seamos capaces de entender. Por ello, destaca que "la creciente gama de productos financieros proporciona alternativas para cualquier perfil de inversión. Es imprescindible comprender las características y los riesgos antes de su adquisición. El grado de complejidad de los productos suele ir en relación al riesgo que conllevan. Su banco debe explicarle las características (y riesgos) del producto que le ofrece o que usted solicita con anterioridad a su decisión de inversión para que se pueda tomar esta con conocimiento de causa". 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios