Se puso en marcha para evitar el 'efecto Banco Popular'

La CNMV podría levantar el martes el veto de las ventas a corto de Liberbank

En este período, con la ampliación de por medio, Liberbank ha pasado de 0,3796 a 0,435 euros, una revalorización en Bolsa del 14,6%.

CNMV prorrogó el veto a cortos tras observar un aumento significativo de préstamos sobre títulos de Liberbank
La CNMV podría levantar el veto a cortos. / EUROPA PRESS

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) podría levantar el próximo martes la prohibición de realizar ventas a corto con acciones de Liberbank que ha mantenido durante casi seis meses, una vez finalizada la ampliación de capital que está efectuando la entidad.

Fuentes del organismo supervisor han señalado que en la orden que prohibía este tipo de operaciones con títulos de Liberbank se dejaba claro que se extendería hasta el 30 de noviembre, sin embargo, en la comunicación de la moratoria de la prohibición remitida por el regulador al mercado el 12 de septiembre se indicaba que "aunque la prórroga se extiende hasta el 30 de noviembre, la intención de la CNMV es levantar la prohibición tan pronto como el proceso de ampliación de capital se complete".

Liberbank, entidad resultante de la unión de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, inició el pasado 26 de octubre una ampliación de capital por importe de 500 millones de euros para reducir su cartera inmobiliaria y mejorar su rentabilidad.

Esta ampliación, que ha sido cubierta con creces al superar la demanda en casi ocho veces la oferta, según informó Liberbank el pasado jueves, se liquidará mañana y los nuevos títulos empezarán a cotizar el martes.
No obstante, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, comentó en un acto público el pasado jueves que la prohibición de ventas a corto terminará a final de mes, ya que la intención era mantenerla hasta completarse el proceso de ampliación de capital del banco.

Evitar un efecto Banco Popular

En medio de la intervención del Banco Popular y su venta inmediata al Banco Santander y con la finalidad de evitar que se desplomara la cotización de la acción de Liberbank, la CNMV prohibió el 12 de junio pasado y durante un mes la toma de posiciones cortas sobre los títulos de Liberbank.

Ese día, el organismo supervisor justificó su mandato para "preservar el buen funcionamiento del mercado", pero no porque existieran dudas sobre la liquidez de la entidad. El levantamiento de esa medida se aplazó en dos ocasiones: el pasado 12 de julio, durante dos meses, y la citada del 12 de septiembre, fecha en la que la CNMV dijo que la mantendría "como máximo" hasta el 30 de noviembre.

La acción de Liberbank se negociaba a 0,3796 euros el día anterior a la prohibición de las ventas a corto, después de que hubiera registrado casi tres semanas seguidas a la baja en las que se depreció algo más del 45%. El día que se anunció el primer veto subió el 41,2%, hasta 0,536 euros.

En consecuencia, en este período, con la ampliación de por medio, Liberbank ha pasado de 0,3796 a 0,435 euros, una revalorización en Bolsa del 14,6 por ciento.

Comentarios