La CNMV recibió 249 reclamaciones sobre participaciones preferentes en 2011

  • La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recibió el año pasado 249 reclamaciones motivadas por las emisiones de participaciones preferentes de entidades financieras, aunque el supervisor bursátil considera que los incumplimientos han sido puntuales y no generalizados.

Madrid, 28 feb.- La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) recibió el año pasado 249 reclamaciones motivadas por las emisiones de participaciones preferentes de entidades financieras, aunque el supervisor bursátil considera que los incumplimientos han sido puntuales y no generalizados.

En el conjunto del año, la CNMV recibió 2.005 reclamaciones, por lo que las relativas a participaciones preferentes representan el 12 % del total.

Un año antes, las 144 reclamaciones presentadas ante la CNMV en relación con las preferentes suponían apenas la mitad (6,2 %) de las 2.296 recibidas.

Fuentes de la entidad señalan que a día de hoy la situación de los inversores de estas emisiones -que no constituyen inversiones de capital, ofrecen mayores rendimientos que un depósito y tienen un carácter perpetuo- ha mejorado respecto al año pasado y seguirá mejorando gracias a las ofertas de recompra emprendidas por las entidades financieras.

No obstante, la CNMV ha abierto expediente a cuatro de las 18 entidades que han comercializado estos productos.

En opinión del organismo, hasta 2008 las emisiones de preferentes no planteaban ningún problema y ofrecían buenas rentabilidades, dado que su valor nominal prácticamente coincidía con el de mercado.

Sin embargo, a partir de ese año la distancia entre el valor nominal y el precio de mercado aumentó debido a la crisis financiera, y los inversores institucionales dejaron de interesarse por este producto, que las entidades comenzaron a ofrecer de manera generalizada a inversores minoritarios.

Una vez que la Autoridad Bancaria Europea (ABE) decidió en 2011 dejar de aceptar estas emisiones como recursos propios de máxima calidad, las entidades emprendieron un proceso de amortización o canje de estos productos.

A día de hoy, tras los procesos de canje o recompra ya realizados por Santander, BBVA, Sabadell y Caixabank, el saldo vivo de las emisiones de preferentes es de 11.300 millones de euros, aproximadamente.

Si los canjes aún pendientes -Popular-Pastor y Bankia- tienen un grado de aceptación elevado se retirarán del mercado otros 2.500 millones de euros, con lo que el saldo vivo quedará reducido a unos 8.500 millones.

Pese al porcentaje de reclamaciones y aunque admite que ha habido incumplimientos -no generalizados- sobre todo en su comercialización, el supervisor bursátil considera que los controles han funcionado.

En este sentido, ha recordado que a las entidades financieras les han solicitado de modo aleatorio pruebas de cumplimiento de buenas prácticas en la comercialización de preferentes, como una copia firmada por el inversor del tríptico o el folleto que obligatoriamente deben ofrecer.

Según la CNMV, la directiva europea de Mercados e Instrumentos Financieros (MIFID), que está en proceso de reforma, pretende reforzar las obligaciones de información por parte de las entidades, de modo que el cliente tenga acceso a "escenarios alternativos" de rentabilidad" así como a información periódica sobre el producto.

Mostrar comentarios