Viernes, 21.02.2020 - 17:35 h

La decoración a pie de calle, este fin de semana en Madrid

El mundo de la decoración sale a la calle este fin de semana en la cuarta edición de la feria DecorAcción, donde interioristas, anticuarios y restaurantes han organizado un colorido mercadillo para que los amantes del buen gusto encuentren una oportunidad de mejorar la ornamentación de sus casas.

Madrid, 21 sep.- El mundo de la decoración sale a la calle este fin de semana en la cuarta edición de la feria DecorAcción, donde interioristas, anticuarios y restaurantes han organizado un colorido mercadillo para que los amantes del buen gusto encuentren una oportunidad de mejorar la ornamentación de sus casas.

Las madrileñas calles de Cervantes, Quevedo, Lope de Vega y San Pedro se llenan hasta el domingo con 66 puestos en los que se pueden encontrar exóticos y extraños objetos y antigüedades que acercan el mundo del interiorismo y la decoración tanto a profesionales como a ciudadanos. Además, 15 galerías de arte y numerosos tenderos del barrio han sacado sus productos a la calle este año.

"La participación es más numerosa que nunca", dice a Efe Estilo uno de los organizadores de la feria, Gregorio Osuna, quien ha valorado positivamente la unión de comerciantes y artistas para "dar vida al barrio" a través de esta feria de decoración, que trae varias novedades en esta ocasión, como son la participación de siete restaurantes y también de diseñadores con productos emergentes.

Las tiendas del Barrio de las Letras cuidan este fin de semana sus escaparates para atraer a los compradores. "Este año se nota menos la crisis", dicen unas anticuarias que han adornado el exterior de su tienda con una "performance" en la que destacan dos sillas chinas de madera, dos cofres forrados con piel de cebra y unas esculturas de ciervo "que llaman mucho la atención".

El arte despliega todas sus caras en esta cita con la decoración y, durante todo el fin de semana, habrá conciertos y talleres para que la gente conozca "el placer de trabajar con las manos", según las arquitectas de La Fresquera, que se han asociado con el portal de venta de muebles por internet Triitme.

Enseñan a realizar lámparas con papeles de colores y, según dicen, "la gente es muy mañosa y participa mucho"; "nosotras también aprendemos de nuestros 'alumnos', como de unos japoneses que acudieron a los talleres el primer día de la feria".

El aula callejera que han preparado se convierte en un espacio de aprendizaje bajo los balcones que, para la ocasión, han adornado con cadenetas y lamparillas de papel. La magia de la artesanía continúa muy cerca del taller, en una tienda de juguetes infantiles en la que todos los materiales son reciclados y confeccionados a mano.

Marionetas de cartón vigilan a los viandantes desde la fachada de ese peculiar comercio llamado Kamchatka, todo un impulso a la creatividad y la participación de los más pequeños.

La tienda Olarra ha incrustado sus materiales de madera y marcos para cuadros en una obra poética que recrea un nido. Su propietaria está "contenta" con la acogida de la feria entre madrileños, visitantes y turistas "de todas las nacionalidades".

El buen gusto cobra todo su significado con la propuesta del estudio Davidedavid, que ha recreado la escena de la Última Cena en un contexto muy apropiado, como es la puerta de entrada al convento de clausura de las Trinitarias Descalzas, ubicado en la calle Lope de Vega.

Sobre una base de paja se extiende la mesa en la que Jesucristo se despidió de sus apóstoles: platos de cerámica portuguesa, copas de fino cristal y cubiertos de plata retratan esta escena sagrada que "ha encantado" a las monjas, relata uno de los decoradores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING