La firma Avon planea vender sus productos a través de internet en España

  • La firma de cosmética Avon planea vender sus productos a través de internet en España con el objetivo de adaptarse a los cambios del mercado y a las necesidades de los nuevos clientes, aunque lo hará por vía de sus distribuidoras para mantener su esquema de negocio también en el terreno online.

Madrid, 30 jun.- La firma de cosmética Avon planea vender sus productos a través de internet en España con el objetivo de adaptarse a los cambios del mercado y a las necesidades de los nuevos clientes, aunque lo hará por vía de sus distribuidoras para mantener su esquema de negocio también en el terreno online.

La idea es que las distribuidoras de Avon, que ahora venden "puerta a puerta", puedan contar con una herramienta sencilla que les permita ampliar su negocio a través de internet, explicó en una entrevista con Efe el presidente de la compañía en España, Alessandro Mirandola.

Así, a través de la página web de Avon los consumidores podrán hacer sus pedidos directamente a la distribuidora que antes se lo pueda servir, una experiencia que ya están probando en países como Rusia o Brasil y que se suma a la iniciativa de algunas vendedoras que ya venden online a título individual.

Además, la compañía quiere "digitalizarse" para relanzar su imagen y ganar visibilidad, pues hay mucha gente que cree que Avon ya no existe, así como para conocer mejor a los clientes y captar a nuevos distribuidores, apuntó.

En los momentos de crisis, las compañías dedicadas a la venta directa representan una buena alternativa laboral, según Mirandola, quien considera que Avon ofrece "la mejor oportunidad" para montar un negocio de forma sencilla y con la ventaja de tener "a una gran empresa detrás".

El directivo defendió que la reestructuración llevada a cabo en España, y que ha implicado la salida de 52 trabajadores (la mayoría delegadas de ventas), era necesaria para garantizar la viabilidad de la compañía, que para ser sostenible debía adaptar su estructura de costes a las dimensiones actuales del mercado.

"Si no hubiéramos hecho nada la situación sería bastante complicada", afirmó Mirandola, quien aseguró que los primeros resultados indican que están "en el camino correcto", por lo que no se esperan más recortes, y que la compañía confía en España, actualmente su segundo mercado más importante en la región de Europa Continental por detrás de Italia.

Además, Avon distribuye desde España sus productos a Francia, Alemania, Marruecos y Portugal, por lo que el país, donde además edita folletos, presenta un "punto neurálgico" para la compañía.

"Si somos capaces de hacer más sencillas las cosas para que nuestras distribuidoras vendan sus productos en un entorno como el actual, cuando la situación remonte....", dijo Mirandola, quien afirmó que, a pesar de las circunstancias, "merece la pena invertir en España".

La multinacional estadounidense, presente en España desde hace 45 años, factura unos 10.600 millones de dólares a través de más de 6,4 millones de distribuidoras en 140 países.

Mostrar comentarios