La garantía juvenil da esperanza a millones de parados, según Barroso

  • El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, destacó hoy que el acuerdo logrado por la Unión Europea para lanzar una "garantía juvenil" de empleo es una "importante señal" de apoyo hacia los "millones de jóvenes parados".

Dublín, 28 feb.- El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, destacó hoy que el acuerdo logrado por la Unión Europea para lanzar una "garantía juvenil" de empleo es una "importante señal" de apoyo hacia los "millones de jóvenes parados".

Barroso efectuó esas declaraciones después de reunirse en Dublín con el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, y el primer ministro irlandés, Enda Kenny, cuyo Gobierno desempeña durante el primer semestre del año la presidencia de turno comunitaria.

En una rueda de prensa conjunta, Barroso celebró que la UE haya dado pasos importantes para apoyar la "agenda de crecimiento y empleo" a través de la adopción de medidas específicas para atajar el desempleo juvenil.

"Es una importante señal para los seis millones de parados jóvenes que hay ahora en Europa, que les dice que van a tener un empleo o una formación o educación poco después de que se queden sin trabajo o abandonen la escuela", dijo el presidente del Ejecutivo comunitario.

La "garantía juvenil" es una iniciativa que establece que todos los europeos menores de 26 años deben tener acceso a un trabajo, formación o prácticas en un plazo máximo de cuatro meses tras terminar sus estudios o quedar desempleados.

La medida fue respaldada hoy por los estados miembros en el Consejo de Empleo y Asuntos Sociales de la UE celebrado en Bruselas y será financiada a través de los fondos sociales y de cohesión de la UE, así como de una nueva partida presupuestaria comunitaria de 6.000 millones de euros para el período 2014-2020.

El Marco Financiero Plurianual (MFP) de la UE para ese periodo fue otra de las cuestiones que Barroso, Schulz y Kenny abordaron hoy en Dublín, de cara a las negociaciones que mantendrán el PE y el Consejo Europeo, presidido por Irlanda, para lograr un presupuesto comunitario definitivo.

El próximo 13 de marzo el PE votará una resolución dando mandato para negociar con el Consejo a varios titulares de la Eurocámara, un proceso que se iniciará oficialmente según las previsiones el 22 de abril.

A este respecto, Schulz reiteró hoy su oposición al borrador de presupuesto que los Veintisiete aceptaron el pasado 8 de febrero, la propuesta "menos moderna" de los últimos tiempos, según la calificó hoy Martin Schulz.

Los países miembros, recordó hoy Barroso, aprobaron "por unanimidad" entonces unas cuentas que hasta el fin de la década ascenderán a 959.990 millones de euros para los compromisos y 908.400 millones como techo de pagos, que incluyen también los citados 6.000 millones de euros para el "plan de garantía".

Barroso reconoció hoy que aquel acuerdo se sitúa "por debajo del nivel de ambición" que la CE considera "deseable, dados los retos a los que nos enfrentamos en los próximos años", pero destacó que el PE "tiene algunas buenas ideas" para "mejorar los presupuestos en el futuro".

El dirigente comunitario también alabó el acuerdo preliminar al que llegó la pasada madrugada la UE para recortar, por primera vez, las primas de los directivos de la banca, una medida que se incluye dentro de la futura normativa de regulación Basilea III.

"Esta es la piedra angular para la creación un reglamento único para la todos los bancos en la UE. Los contribuyentes han pagado un alto precio por los excesos y fracasos de la banca. Esta medida les obligará a tener el capital necesario para hacer frente a futuras turbulencias sin tener que pedir ayuda al contribuyente y pondrá fin a las enormes bonificaciones que recibían por tomar riesgos", dijo Barroso.

Mostrar comentarios