La Generalitat liquidará mañana los últimos bonos a particulares de la crisis

  • La Generalitat amortizará mañana los últimos 781,54 millones de euros en bonos a particulares que quedaban en circulación, con lo que pondrá así fin a la serie de emisiones de bonos minoristas iniciada en 2010 por el gobierno catalán para obtener financiación.

Barcelona, 28 abr.- La Generalitat amortizará mañana los últimos 781,54 millones de euros en bonos a particulares que quedaban en circulación, con lo que pondrá así fin a la serie de emisiones de bonos minoristas iniciada en 2010 por el gobierno catalán para obtener financiación.

Ante las dificultades para acceder a los mercados financieros, el gobierno catalán decidió en noviembre de 2010, con PSC, ERC e ICV-EUiA entonces formando gobierno, colocar bonos dirigidos a particulares.

En aquella ocasión, el conseller de Economía, Antoni Castells, lanzó una emisión de bonos a un año a un interés del 4,75 % con la que se captaron 3.000 millones, una iniciativa a la que algunos partidos políticos llamaron "bonos patrióticos".

Luego el gobierno de Artur Mas decidió repetir la fórmula e hizo tres emisiones más dirigidas a particulares: dos en 2011 -con una se colocaron 3.194 millones y 4.221 con la otra- y la tercera -por valor de 2.312 millones- en abril de 2012.

En total, la Generalitat consiguió captar con estas cuatro emisiones unos 12.700 millones de euros, aunque para ello tuvo que pagar intereses que, en caso de emisiones a dos años, alcanzaron el 5,25 %.

Los 781 millones que vencen mañana proceden de la emisión a dos años de abril de 2012 y los cubrirá, como ya ha sucedido en los últimos años, el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Fuentes del departamento de Economía han precisado a Efe que el 85 % de los inversores de estas cuatro emisiones eran personas física y familias residentes en España, por un 8 % de instituciones financieras y compañías aseguradoras, un 6 % de empresas no financieras y un 1 % de no residentes en España.

En cuanto a los residentes en España, el 77 % de los inversores residían en Cataluña y el 23 % en otras partes de España, principalmente en la Comunidad de Madrid y en la Valenciana.

Actualmente el gobierno catalán tiene cerrado el acceso a los mercados financieros y por el momento no se plantea emisiones de deuda, ya que hasta ahora el FLA cubre sus necesidades de liquidez.

Mostrar comentarios