Crece un 0,6%

La inflación en EEUU se dispara hasta el 5% y alcanza su máximo desde 2008

A pesar de que el aumento en el mes de mayo (+0,6%) es menor al mes de abril (+0,8%), la cifra interanual se sitúa en niveles de 2008, pero desde la Fed aseguran que no prevén modificar los tipos de interés. 

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal
Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal
EFE

Tras varias semanas de espera, ha llegado el momento que estaban esperando los inversores, las compañías y la Reserva Federal. Se ha hecho público el dato de la inflación del mes de mayo en Estados Unidos. Así, el índice de precios al consumidor (IPC) subió un 0,6 % y ha situado la tasa de inflación interanual en el 5 %, según informó hoy la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS). La cifra interanual de mayo supera al 4,2 % de abril y es la mayor registrada en EE.UU. desde agosto de 2008.

El alza mensual de mayo ha superado las previsiones de los analistas (+0,5%), no obstante, es menor al registrado en abril, cuando los precios subieron un 0,8 %. El incremento de los precios vino dado en gran medida por el aumento en los de los coches usados (7,3%) y de los billetes de avión (7%).

Si se excluyen los precios de alimentos y combustibles, los más volátiles, la inflación subyacente el mes pasado fue del 0,7%, y del 3,8 % en los últimos 12 meses. El repunte de los precios en mayo se conoce una semana antes de la reunión de la Reserva Federal (Fed) de EE.UU. de la próxima semana sobre política monetaria.

El banco central estadounidense ha rechazado presiones inflacionarias en el país debido al extraordinario estímulo fiscal desplegado y el aumento de la demanda a medida que se levantan las restricciones por la mejoría de la pandemia en el país.

Su presidente, Jerome Powell, ha reconocido que se verán notables subidas de precios, pero que serán de carácter "transitorio", por lo que ha insistido en que no prevé modificar los tipos de interés del banco central, actualmente entre el 0 % y el 0,25 % en lo que resta de año.

Los analistas de ING creen que la comparación anual es algo engañosa en este momento. Opinan que todavía se están comparando los niveles de precios en una economía de reapertura vibrante con los de hace 12 meses, cuando EEUU todavía estaba en gran parte bloqueada y muchas empresas estaban recortando los precios para generar flujo de efectivo desesperadamente. Por ello, se inclinan por pensar que las tasas anuales deberían comenzar a bajar a medida que avanzamos en el tercer trimestre y el extremo económico del bloqueo ya no se incluya en el cálculo. No obstante, no somos tan optimistas como la Reserva Federal al pensar que esto es puramente “transitorio” y rápidamente regresaremos al 2% y nos mantendremos allí.

Por su parte, Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma de inversión en multiactivos eToro, señala que "éste puede ser el máximo del crecimiento interanual de los precios. Un pico de inflación contribuirá a respaldar las valoraciones de los mercados de renta variable estadounidenses, que a las actuales 22 veces los beneficios de consenso para 2021 están un 35% por encima de los niveles a largo plazo".

Mostrar comentarios