La inversión inmobiliaria se duplicará este año con cerca de 4.000 millones

  • El volumen de inversión inmobiliaria en España cerrará 2013 en torno a los 4.000 millones de euros, el doble que el registrado un año antes, un importe que se situará este año en los niveles cercanos que se observaban durante los años 2004-2005, antes del desplome del sector, según la consultora CBRE.

Madrid, 29 nov.- El volumen de inversión inmobiliaria en España cerrará 2013 en torno a los 4.000 millones de euros, el doble que el registrado un año antes, un importe que se situará este año en los niveles cercanos que se observaban durante los años 2004-2005, antes del desplome del sector, según la consultora CBRE.

De hecho, la firma espera mucha más inversión de cara a 2014, impulsada, en gran medida, por el interés de los inversores internacionales, que denotan que el sector en España ya ha tocado fondo y que hay visos de mejorar.

Esta situación ha convertido a España en un país mucho más atractivo que otros europeos para invertir, según ha señalado en una rueda de prensa el consejero director general de CBRE España, Alfonso Galobart, que espera que en el primer trimestre de 2014 se cierren grandes operaciones que ahora se están "cocinando".

Galobart cree que en las zonas "prime" de Madrid y Barcelona los precios ya han tocado fondo, e incluso en el norte de España, como por ejemplo en San Sebastián o La Rioja, los precios residenciales ya han empezado a crecer.

"La crisis ha puesto las cosas en su sitio", ha señalado, al tiempo que ha subrayado que los precios en la costa están ya en general bastante ajustados, una zona muy atractiva para los inversores extranjeros, especialmente nórdicos, rusos, ingleses o alemanes.

Esta demanda se verá además muy dinamizada si finalmente se da la residencia a aquellos ciudadanos extranjeros que adquieran en nuestro país inmuebles de 500.000 euros.

Con respecto a la gestión de Sareb, Galobart considera que la comercialización de activos se está haciendo bien dadas las dificultades y subraya que, aunque aún hay que darles tiempo, se esperan más operaciones en 2014.

"Si las cifras macroeconómicas empiezan a mejorar, la Sareb podrá incrementar ligeramente los precios", indica.

El apetito de los inversores en el ámbito residencial se centra, en gran parte, en edificios completos que den rentabilidad y en operaciones suscritas con las entidades financieras.

En el área de las oficinas, Galobart cree que las rentas en Barcelona ya han tocado fondo y que en Madrid queda un ajuste mínimo hasta la mitad del año que viene, de forma que dos o tres trimestres más tarde el mercado se podría estabilizar hasta experimentar una recuperación que será ligera al principio.

El negocio retail y el hotelero está también bastante activo motivado, éste último, por el incremento de los turistas y la ocupación hotelera, mientras que el sector industrial ha sido el que peor se ha comportado a pesar de que se esperan bastantes operaciones para comienzos de 2014.

Mostrar comentarios