La reforma ideal de CEOE: menos indemnizaciones y que se recorten vacaciones y pago de horas extra

El vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha calificado de "muy conveniente" la reforma laboral que ha diseñado Portugal y cree que España debería "seguir su ejemplo".

CEOE pide que se siga el ejemplo de Portugal y se abarate el despido
CEOE pide que se siga el ejemplo de Portugal y se abarate el despido

¿Qué tipo de reforma laboral defienden los empresrios españoles? El vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha vuelto a exponer la postura de su organización ante las medidas que prepara el Gobierno y ha calificado de "muy conveniente" la reforma laboral que ha diseñado Portugal y cree que España debería "seguir su ejemplo".

La reforma laboral lusa, que ha contado con el apoyo de parte de los agentes sociales, incluye menos indemnizaciones por despido, menos días de vacaciones para los trabajadores, y reducción del pago de horas extraordinarias, entre otros puntos.

"Es una reforma muy conveniente. Creo que deberíamos seguir ese ejemplo. La media en Europa en indemnizaciones por despido está entre 10 y 20 días. En Portugal, 10 días. Lo han hecho por decreto y muy rápidamente y debiéramos seguir ese ejemplo porque Portugal tiene mucho menos paro que nosotros", ha dicho Fernández en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

El vicepresidente de la patronal española ha insistido en reclamar un contrato indefinido con una indemnización por despido improcedente de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades. Esta propuesta no gusta a los sindicatos, pero tampoco al Gobierno, que ha señalado que su idea no es abaratar el despido y que prefiere optar por generalizar el contrato de fomento del empleo (despido de 33 días por año).

En este sentido, Fernández ha respondido a esas "voces del Gobierno" que rechazan implantar el despido de 20 días que España se enfrenta a un "momento histórico", que la reforma laboral es "súper necesaria" y que el Ejecutivo socialista ya estuvo "mareando la perdiz" durante un año haciendo reformas que sólo han conducido a tener 5,3 millones de parados."Hay empresas que cierran porque no pueden pagar 45 días"

"Lo que queremos los empresarios es contratar, no despedir, la indemnización tiene que ser lógica", ha reiterado Fernández, que ha añadido que hay empresas que tienen que cerrar porque no pueden pagar a sus trabajadores indemnizaciones de 45 días por año trabajado.

Respecto a las declaraciones que ha realizado algún miembro del Gobierno, entre ellos el ministro de Industria, José Manuel Soria, sobre que la reforma laboral irá encaminada a crear empleo y no a favorecer el despido, el vicepresidente de CEOE les ha recordado que para crear empleo "hay que tener una base de contratación" y que el empresario sepa que si hay que despedir, la salida del mercado laboral tiene que ser "razonable".

Según Fernández, los sindicatos se han opuesto a este contrato de crisis de 20 días por año trabajado, y también a otras peticiones empresariales, como poder descolgarse de los convenios e indexar los salarios a la productividad, de tal forma que si a una empresa le va bien el negocio pueda subir el salario a la plantilla y si le va mal, congelarlo.

Aunque ha confirmado que sindicatos y patronal siguen reuniéndose pese a haber expirado el plazo dado por el Gobierno, Fernández ha subrayado que "se está muy lejos de llegar a un acuerdo" y ha reiterado que al Ejecutivo no le quedará "más remedio" que legislar la reforma laboral.

¿Qué tipo de reforma laboral defienden los empresrios españoles? El vicepresidente primero de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, ha vuelto a exponer la postura de su organización ante las medidas que prepara el Gobierno y ha calificado de "muy conveniente" la reforma laboral que ha diseñado Portugal y cree que España debería "seguir su ejemplo".

La reforma laboral lusa, que ha contado con el apoyo de parte de los agentes sociales, incluye menos indemnizaciones por despido, menos días de vacaciones para los trabajadores, y reducción del pago de horas extraordinarias, entre otros puntos.

"Es una reforma muy conveniente. Creo que deberíamos seguir ese ejemplo. La media en Europa en indemnizaciones por despido está entre 10 y 20 días. En Portugal, 10 días. Lo han hecho por decreto y muy rápidamente y debiéramos seguir ese ejemplo porque Portugal tiene mucho menos paro que nosotros", ha dicho Fernández en declaraciones a Telecinco recogidas por Europa Press.

El vicepresidente de la patronal española ha insistido en reclamar un contrato indefinido con una indemnización por despido improcedente de 20 días por año, con un máximo de 12 mensualidades. Esta propuesta no gusta a los sindicatos, pero tampoco al Gobierno, que ha señalado que su idea no es abaratar el despido y que prefiere optar por generalizar el contrato de fomento del empleo (despido de 33 días por año).

En este sentido, Fernández ha respondido a esas "voces del Gobierno" que rechazan implantar el despido de 20 días que España se enfrenta a un "momento histórico", que la reforma laboral es "súper necesaria" y que el Ejecutivo socialista ya estuvo "mareando la perdiz" durante un año haciendo reformas que sólo han conducido a tener 5,3 millones de parados."Hay empresas que cierran porque no pueden pagar 45 días"

"Lo que queremos los empresarios es contratar, no despedir, la indemnización tiene que ser lógica", ha reiterado Fernández, que ha añadido que hay empresas que tienen que cerrar porque no pueden pagar a sus trabajadores indemnizaciones de 45 días por año trabajado.

Respecto a las declaraciones que ha realizado algún miembro del Gobierno, entre ellos el ministro de Industria, José Manuel Soria, sobre que la reforma laboral irá encaminada a crear empleo y no a favorecer el despido, el vicepresidente de CEOE les ha recordado que para crear empleo "hay que tener una base de contratación" y que el empresario sepa que si hay que despedir, la salida del mercado laboral tiene que ser "razonable".

Según Fernández, los sindicatos se han opuesto a este contrato de crisis de 20 días por año trabajado, y también a otras peticiones empresariales, como poder descolgarse de los convenios e indexar los salarios a la productividad, de tal forma que si a una empresa le va bien el negocio pueda subir el salario a la plantilla y si le va mal, congelarlo.

Aunque ha confirmado que sindicatos y patronal siguen reuniéndose pese a haber expirado el plazo dado por el Gobierno, Fernández ha subrayado que "se está muy lejos de llegar a un acuerdo" y ha reiterado que al Ejecutivo no le quedará "más remedio" que legislar la reforma laboral.

Ahora en portada

Comentarios