Martes, 16.10.2018 - 21:20 h

La Unión Europea mete a Bahamas e Islas Vírgenes en su lista de paraísos fiscales

Salen Baréin, Santa Lucía y las Islas Marshall, que pasan a engrosar el directorio gris, a la espera de que realicen cambios en su legislación.

CAYO MUSHA (BAHAMAS)
Cayo Musha, en Bahamas.

Entran cuatro y salen tres. La lista de paraísos fiscales de la Unión Europea mantiene a nueve jurisdicciones bajo esta etiqueta.  

Este martes 13, Bahamas, las Islas Vírgenes de los Estados Unidos y las caribeñas San Cristóbal y Nieves pasarán a engrosar el directorio de países con estos regímenes tributarios. Salen, a la vez, Baréin, Santa Lucía y las Islas Marshall. Por lo que la lista negra de la UE vuelve a quedarse con un total de nueve países.

Bruselas redactó su primera clasificación de países en negro en diciembre de 2017 con un total de 17 regímenes offshore. En enero se redujo a nueve, el número al que vuelve este mes de marzo después de las entradas y salidas que se aprobarán la semana próxima.

Para elaborarla, la UE evaluó el nivel de cooperación en materia fiscal de 92 jurisdicciones e instó a aquellas en las que detectó prácticas que favorecen la evasión de impuestos u opacidad fiscal a presentar compromisos de cambio en sus regímenes para evitar entrar en la lista.

En diciembre la UE concedió a Bahamas, las Islas Vírgenes estadounidenses, San Cristóbal y Nieves, Anguila, Antigua y Barguda, las Islas Turcas y Caicos, Dominica y las Islas Vírgenes británicas una prórroga para presentar estos compromisos por el impacto que sufrieron debido al huracán Irma que arrasó el Caribe.

Tras finalizar la prórroga en febrero y analizar las propuestas presentadas, los expertos europeos han concluido que Bahamas, las Islas Vírgenes estadounidenses y las islas caribeñas San Cristóbal y Nieves deben entrar en la lista negra, según el documento que prevén aprobar los ministros de Economía y Finanzas de la UE el próximo martes.

Bahamas "facilita la creación de estructuras offshore (opacas) y acuerdos con el fin de atraer beneficios sin sustancia económica real" y San Cristóbal y Nieves tienen un régimen fiscal preferencial "perjudicial", apunta el documento.

Las Islas Vírgenes estadounidenses, por su parte, además de tener un régimen perjudicial, no han firmado los acuerdos internacionales de intercambio automático de información y no aplica los relativos al traslado de beneficios y erosión de la base imponible (BEPS).

Lista gris

Ninguno de estos territorios se ha comprometido a aplicar cambios
, algo que sí han hecho Anguila, Antigua y Barbuda, Dominica y las Islas Vírgenes británicas, que pasarán a engrosar la denominada "lista gris".

También entrarán en este repertorio Baréin, Santa Lucía y las Islas Marshall que saldrán de la lista negra tras haber firmado compromisos a "alto nivel político" para enmendar aquellas partes de su legislación que generaban preocupación a los Veintiocho, según el segundo documento que prevén aprobar los ministros. Todas ellas se unirán a las otras 55 jurisdicciones que se han comprometido también a hacer cambios.

Los compromisos se revisarán periódicamente, de modo que quienes no respeten lo pactado pasen a la lista negra y aquellos que solventen los problemas salgan de todo repertorio.

La última decisión de recortar la lista generó críticas de laxitud a la UE, pero fuentes diplomáticas recuerdan que el objetivo de la misma no es penalizar a los países sino empujarles a modificar sus reglas. En enero salieron Panamá, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez.

En aras de la transparencia, la UE ha publicado todas las cartas que envió para pedir cambios a las jurisdicciones y ha solicitado a las que están en la lista gris que hagan públicos los compromisos que presentaron, algo que por el momento no ha ocurrido.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios