Lunes, 25.03.2019 - 07:36 h

La verdad de los negocios chinos en España: ¿siempre cumplen con la ley?

¿Pagan impuestos? ¿Es legal tener una tienda 24 horas abierta? ¿Dan de alta a sus empleados en la Seguridad Social? He aquí las verdades y mentiras de los negocios de la comunidad china en nuestro país.

Cientos de comerciantes chinos se concentran para reclamar la venta de alcohol

Naranjas de la china. Los ciudadanos asiáticos están obligados a tributar como el resto de los ciudadanos residentes en España que inicien una actividad empresarial.

"Lo que piensa la gente no es real. No hay ningún beneficio fiscal ni para los chinos ni para ningún ciudadano extranjero. Cualquier persona que monte un negocio en España está sometida a las mismas obligaciones para con el IVA y el IRPF", declara José María Mollinedo, secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha.

Según el secretario general, todas las personas que inician actividades en España están obligadas a dar de alta a sus trabajadores y a tributar como el resto de los mortales.

Algo que rubrica Guillermo Guerrero, responsable del área de inmigrantes de la Federación de Autónomos, régimen al que están sujetos la mayoría de los ciudadanos chinos: "Casi todos los que trabajan en nuestro país lo hacen como autónomos, pero suelen incluir a su cónyuge como autónomo colaborador, lo que permite trabajar en el negocio a su pareja sin necesidad de pagar más a Hacienda por ello, y sin embargo cotizando también a la Seguridad Social", asegura.

Además, como cualquier persona, deben pagar la correspondiente licencia por el negocio, el alquiler del edificio, la luz, el agua, el gas...

Otra leyendas urbana que no es cierta es la que dice que los chinos cambian de negocio cada cinco años porque así obtienen beneficios fiscales."No es cierto, Cualquier empresa obtiene bonificaciones los primeros cuatro años de funcionamiento en el Impuesto de Actividades Económicas, pero las empresas que están obligadas a pagarlo han de facturar más de un millón de euros al año, cosa que no suele suceder con la mayoría de los comercios chinos", dice Mollinedo.

Las claves del éxito: trabajo duro y no depender de los bancos

Mollinedo tiene claro el secreto del éxito de los chinos, que cada vez abren más negocios en España: "Su cultura consiste en trabajar diariamente 16 horas y no trabajar con los bancos. El dinero con el que abren sus negocios procede de la familia, por lo que los intereses y condiciones son mucho más ventajosas".

Algo en lo que coincide Guerrero: "Los españoles quieren días de descanso, sin embargo los inmigrantes, especialmente los chinos, vienen a trabajar. Además, el negocio se orienta a la familia. Mientras en España sólo suele trabajar en el negocio un miembro de la familia, en el caso de las empresas chinas trabaja toda la familia de forma casi ininterrumpida", manifiesta.

Otra leyenda urbana: abrir 24 horas es ilegal

Desde la Federación de Autónomos, derrumban también la leyenda urbana que dice que los chinos actúan de forma ilegal al abrir algunos de sus negocios las 24 horas del día.

"Los autónomos no tienen un límite de horas estipulado. Trabajan la cantidad de horas que necesite su negocio. El problema es que la gente se confunde con la ley de libertad de horarios que ahora se está preparando, y que se dirige a las grandes superficies", apunta Guerrero.

Ahora en Portada 

Comentarios