En el mes de agosto

Las cartas de Trabajo a empresas surten efecto: 46.000 temporales pasan a fijos

El ministerio, tras detectar que había más de 80.500 contratos temporales que habían superado su tiempo legal, ha logrado una conversión del 58%. 

Magdalena Valerio, ministra de Trabajo
Magdalena Valerio, ministra de Trabajo / CONGRESO

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha anunciado este jueves que gracias a las cartas a empresas que se mandaron en agosto tras detectar que había más de 80.500 contratos temporales que habían superado su tiempo legal establecido, un total de 46.554 contratos de estos pasaron a ser indefinidos, lo que supone un porcentaje de conversión de casi el 58%.

Así lo ha señalado la titular del Ministerio durante un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, donde también ha asegurado que está de acuerdo en que esta actuación, establecida dentro del marco del Plan Director por un trabajo digno, puede ser "una gota de agua en el océano de precariedad, pero da idea del compromiso del Gobierno de cambiar las cosas y la decisión de algunas empresas de replantearse las políticas de contratación".

Preguntada sobre la conversión de los otros 40.000 contratos temporales en indefinidos, la ministra ha afirmado que estos no se han transformado todavía y siguen siendo temporales. Según Valerio, la Inspección de Trabajo investigará el por qué.

Valerio ha recalcado que los datos de agosto "no fueron nada buenos", pero que también es verdad que se registraron un 33% más de contratos indefinidos que en el mismo periodo del año anterior, lo que supuso un total de 153.000 contrataciones indefinidas, "las más altas registradas en toda la serie histórica". "Es verdad que tenemos una excesiva temporalidad, pero parece que se vislumbra una senda en positivo", ha resaltado la ministra, tras insistir en que "hay que apostar por un empleo más estable". "Parece que vamos a un mercado laboral con contratos más justos y menos precarios", según Valerio.

La titular de Trabajo también ha afirmado que el Gobierno sabe que la recuperación económica no está siendo justa ni en términos de salarios ni de reducción de desigualdades. Sin embargo, "se están dando pasos en la buena dirección". Además, ha asegurado que el Gobierno quiere que el país avance, pero no de cualquier manera, sino cumpliendo con los objetivos de la agenda europea 2030. "Las cosas están cambiando y lo estamos haciendo con una metodología participativa, con los agentes sociales y económicos, con el Parlamento, las comunidades autónomas y las corporaciones locales", ha asegurado.

Antes de la intervención de la ministra, el embajador de España ante la OCDE, Manuel Escudero, afirmó que el PSOE está a la vanguardia en políticas con ministros como Valerio. "Son los mimbres con los que sí será posible ir construyendo en el futuro un nuevo edificio para una nueva socialdemocracia, para un socialismo ciudadano", apostilló.

Para Escudero, España hoy tiene un modelo laboral "caduco y exprimido hasta la extenuación", basado en ganar competitividad por la devaluación salarial, la temporalidad y la precariedad. "Los trabajadores padecen aún las consecuencias de este modelo cortoplacista, porque la recuperación no ha llegado aún a las amplias capas de la población", añadió, tras afirmar que Valerio es una persona "con el sentido de Estado necesario" para asegurar también el poder adquisitivo de las pensiones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios