Por encima de la media de la UE

Los costes laborales unitarios aumentan en España casi un 25% desde el año 2000

Aumentaron un 30% entre los años 2000 y 2009, pero bajaron un 5,2% desde la recesión hasta el 2017.

El coste laboral por trabajador subió un 0,4% en La Rioja en el segundo trimestre, hasta 2.424 euros
El coste laboral por trabajador aumentaron casi un 25% desde el año 2000 en España, por encima de la media de la UE / EUROPA PRESS

Los costes laborales unitarios han experimentado en España un crecimiento del 24,7% desde principios de siglo, frente al aumento medio del 18,7% registrado en la Unión Europea en este mismo periodo, según un informe de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, en el que se asegura que España ha perdido competitividad frente a la UE por esta vía.

"El fuerte crecimiento de los costes laborales unitarios a lo largo del siglo XXI ha afectado negativamente a la competitividad de la economía española. Si bien en los años de crisis ha mejorado la competitividad, todavía no se ha recuperado la brecha que se abrió con la UE en los años de expansión", sostiene el informe.

Por ello, sus autores ven necesario que las subidas salariales de los próximos años vayan acompasadas a la evolución de la productividad, que debería ser la variable que "centrara" las reformas estructurales y los esfuerzos de inversión. "Sólo con ganancias de productividad es posible al mismo tiempo mejorar la competitividad y los salarios", reza el informe.

El estudio pone de manifiesto que hay regiones españolas, como Navarra o País Vasco, que demuestran que es posible una mejora de la competitividad en paralelo a un crecimiento de los salarios, siempre y cuando éste vaya acompañado de mejoras en los niveles de productividad.

Entre 2000 y 2009, los costes laborales unitarios crecieron en España un 30% debido a un "intenso crecimiento de los salarios" que no fue compensado por el aumento de la productividad. En concreto, precisa el informe, la remuneración por hora trabajada repuntó casi un 36% en este periodo, mientras que la productividad registró un avance del 6%, manteniéndose prácticamente estancada en el primer quinquenio.

A partir de 2009 y hasta el fin de la recesión económica, los costes laborales frenaron su crecimiento por la moderación salarial y la mejora de la productividad derivada de la "intensa destrucción de empleo" en España. El efecto combinado de estas dos variables dio lugar a un recorte de los costes laborales unitarios del 5,2% entre 2009 y 2017, lo que permitió la mejora de la competitividad, según el informe.

Baleares, la Comunidad donde más han subido los costes

Los costes laborales unitarios han aumentado en todas las regiones españolas, aunque no en la misma intensidad, entre 2000 y 2016. Los mayores repuntes corresponden a Baleares (+41,7%), Murcia y Cantabria (+32,2%), Canarias (+31,1%) y Asturias (+30,4%).

A partir de 2009, como consecuencia de la contención de los salarios y de las ganancias de productividad que ocasionó la destrucción de puestos de trabajo, todas las comunidades recuperaron parte de la competitividad perdida desde principios de siglo al reducir sus costes laborales, especialmente Murcia (-8,9%) y Navarra (-8,3%).

Según el informe, las comunidades autónomas que pagan mayores salarios por hora trabajada son las que disfrutan de mayores niveles de productividad. Así, País Vasco, Navarra y Madrid lideraron en 2016 el ránking de productividad y también son las que pagan salarios más elevados, un 17,7%, un 9,1% y un 13,9% por encima de la media, respectivamente.

Los costes laborales unitarios aumentan en España casi un 25% desde el año 2000

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios