Semejantes proposiciones de ley

Podemos y PSOE proponen ideas casi idénticas para lograr la igualdad salarial

Presentan leves diferencias en materia de sanciones e infracciones y en protección a los empleados públicos.

Las empresas empiezan a estar obligadas a subir los salarios / Pixabay
Las empresas empiezan a estar obligadas a subir los salarios / Pixabay

Las proposiciones de ley para impulsar la igualdad salarial presentadas por el PSOE y por Unidos Podemos coinciden en la mayoría de medidas. Respecto a los salarios la petición clave es la obligación de auditorías salariales y de planes de igualdad para empresas de más de 250 trabajadores así como de un registro salarial y de horario laboral.

El PSOE pide que todas las empresas con representación legal, desde seis trabajadores, suministren información desglosada de salarios por sexo, al menos una vez al año. Unidos Podemos defiende un modelo de recibo de salarios y transparencia en los conceptos de la nómina que debe mostrar el salario medio desglosado por sexo de toda la plantilla. Ambos partidos están de acuerdo en establecer una presunción de discriminación indirecta cuando el promedio de las retribuciones a los trabajadores de un sexo sea superior al otro en un 20% para Unidos Podemos, y en un 25% para el PSOE, en empresas de más de 25 trabajadores.

En cuanto a la legislación, los partidos creen necesario modificar el Estatuto de los Trabajadores, el Estatuto Básico del Empleado Público, la Ley del Sistema de Inspección de Trabajo, la Ley de Sociedades participadas y de la de Cooperativas. 

También pretenden ambos partidos que los trabajadores a tiempo parcial tengan los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo y que las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuyan como extraordinarias, cuando su cuantía fijada sea superior, o como ordinarias, en los restantes casos. Apuestan también por la creación de nuevos órganos de vigilancia y supervisión. El PSOE pide una Oficina Nacional de Lucha contra la Discriminación por razón de sexo y Unidos Podemos una Comisión Interministerial para la Igualdad Retributiva y una Dirección General para la Igualdad Retributiva.

También sostienen la necesidad de que se realicen informes evaluadores que se refieran expresamente a los planes de igualdad y que puntualicen si hay eventuales discriminaciones indirectas en las retribuciones.
Inciden también las propuestas en el mundo de la cooperativa. Así, los socios trabajadores de las cooperativas tengan derecho a percibir periódicamente, en plazo no superior a un mes, las percepciones a cuenta de los excedentes de la cooperativa que son anticipos societarios y no tienen la consideración de salarios.

En el ámbito de sanciones e infracciones, el PSOE establece como sanción grave que la empresa no disponga de un libro registral salarial o no informe a sus trabajadores, que se oponga a auditorías salariales o que no cumpla con los planes de igualdad al tiempo que ve sanción muy grave el no haber elaborado dicho plan. Por todo ello aboga por multas que van del 0,11 % al 1,30 % de la masa salarial, según tipo de infracción y grado.

Unidos Podemos no detalla las multas y establece como infracción grave no entregar puntualmente al trabajador el recibo de salarios o el modelo de recibo pactado, al tiempo que favorece la posibilidad de demandar. Remite a las sanciones establecidas por ley y propone crear unidades especiales de inspección de trabajo en materia de igualdad de género en cada provincia. 

Respecto  a las horas extraordinarias la petición de estos grupos es que los trabajadores a tiempo parcial tengan los mismos derechos que los trabajadores a tiempo completo y que las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuyan como extraordinarias, cuando su cuantía fijada sea superior, o como ordinarias, en los restantes casos.
Las horas complementarias efectivamente realizadas se retribuirán como extraordinarias cuando su cuantía fijada sea superior o como ordinarias en los restantes casos. Se computarán en las bases de cotización de la Seguridad Social así como los periodos de carencia y las bases reguladoras de las prestaciones.

Solo leves diferencias

Las proposiciones de ley para impulsar la igualdad salarial presentadas por el PSOE y por Unidos Podemos solo presentan leves diferencias en materia de sanciones e infracciones y en protección a los empleados públicos, ya que ambas coinciden en la mayoría de medidas.

En el ámbito de sanciones e infracciones, el PSOE establece como sanción grave que la empresa no disponga de un libro registral salarial o no informe a sus trabajadores, que se oponga a auditorías salariales o que no cumpla con los planes de igualdad al tiempo que ve sanción muy grave el no haber elaborado dicho plan. Por todo ello aboga por multas que van del 0,11% al 1,30% de la masa salarial, según tipo de infracción y grado.

Unidos Podemos no detalla las multas y establece como infracción grave no entregar puntualmente al trabajador el recibo de salarios o el modelo de recibo pactado, al tiempo que favorece la posibilidad de demandar. Remite a las sanciones establecidas por ley y propone crear unidades especiales de inspección de trabajo en materia de igualdad de género en cada provincia.

La otra gran diferencia se refiere a que los socialistas han establecido medidas especiales de protección para las funcionarias víctimas de violencia de género dando facilidad a situaciones de excedencia o bajas.
En materia de bajas por maternidad, Unidos Podemos pide equiparar los permisos de paternidad y maternidad de forma gradual en un plazo no superior a cinco años. En materia de bajas por maternidad, Unidos Podemos pide equiparar los permisos de paternidad y maternidad de forma gradual en un plazo no superior a cinco años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios