Entrevista 

¿Qué es lo mejor para encontrar un empleo con futuro? Dejar de buscarlo

Diane Mulcahy asesora a las empresas de la lista de Fortune 500, estudió en Harvard y es una de las mayores expertas mundiales en nueva economía.

Diane Mulcahy
Diane Mulcahy.

Cuando se le pregunta a la experta Diane Mulcahy sobre el mejor consejo para encontrar trabajo su respuesta deja de piedra: Lo mejor es dejar de buscar trabajo. Ella misma reconoce, después de la impresión inicial, que esto puede sonar como un consejo extraño para sus propios estudiantes de MBA del Babson College, considerada por Forbes como una de las 10 mejores clases impartidas en escuela de negocios por su innovación.

Después de todo, estos títulos están diseñados para catapultar a los estudiantes directamente a los niveles más altos de las empresas estadounidenses, y estos brillantes alumnos lo que quieren es conseguir un trabajo. Cierto. Pero hay razones, como explica Mulcahy en un artículo del Harvard Business Review, para sostentar esta teoría. El primero es que los empleos a tiempo completo están desapareciendo. "El sector privado solía crear y agregar puestos de trabajo de tiempo completo a la economía a una tasa de 2-3% por año. En 2000, durante el crash de las puntocom, esa tasa cayó por debajo del 2%. En 2008, la tasa de creación de empleo disminuyó aún más, por debajo del 1%, y se mantuvo en ese nivel históricamente bajo hasta 2015", explica.

Y hablamos de EEUU, donde la tasa de paro es casi inexistente. Contratar a una persona a tiempo completo es entre un 30 y un 40% más caro. No es de extrañar que las tendencias de contratación de trabajadores a tiempo parcial y contratistas independientes, automatización y tercerización se hayan vuelto persistentes, y estén creciendo. La clave no es buscar trabajo, sino convertirse uno en su propia empresa, formarse para aportar valor añadido, hacer contactos y ofrecer nuestras habilidades a tiempo parcial a diferentes actores. No buscar trabajo en una empresa. Tú eres tu empresa ya.

Diane trabaja como consultora y asesora de compañías del 'Fortune 500'. Sus investigaciones sobre la nueva economía y el mercado laboral son publicadas en 'The Economist', 'The Financial Times', 'Forbes', 'Fortune', 'Harvard Business Review', 'The Huffington Post', 'The Irish Times', 'The New York Times',' The New Yorker', 'The Wall Street Journal', entre otros. Por si hay dudas, todos sus títulos son de Harvard. Y sus respuestas, una radiografía de la economía Gig, el futuro que nos espera.

¿Qué necesita una persona joven hoy para enfrentar el desafío de la economía del futuro?

Primero, permítame comenzar definiendo Gig Economy, ya que muchas personas escuchan el término y piensan que solo pertenece a los controladores de Uber. La forma en que defino 'Gig Economy' es cualquiera que no sea un empleado a tiempo completo en un trabajo de tiempo completo. Si usted es un consultor, un contratista independiente, un trabajador independiente, un empleado a tiempo parcial o uno bajo demanda, usted está en la economía Gig.
Partiendo de esta base, es más importante para los jóvenes tener la mentalidad correcta para enfrentar la economía Gig. En lugar de pensar que necesitan "conseguir un trabajo", los graduados de hoy deberían estar pensando "¿qué trabajo puedo hacer? ¿Qué valor puedo aportar?"
Ya no es posible subcontratar el desarrollo profesional, la seguridad financiera o la estabilidad. No hay seguridad laboral, por lo que depender de un solo empleador es bastante arriesgado. Los graduados de hoy necesitan estar preparados para tomar el control de sus propias carreras y asumir la responsabilidad de crear su propia red de ingresos, su estabilidad y desarrollo profesional.

Los que estamos en los 40 o más lo tenemos más complicado. ¿Cómo se puede uno reciclar para competir?

Los profesionales que están en la mitad de su vida a menudo están mejor posicionados para tener éxito en la 'economía Gig' porque tienen experiencia y habilidades que aportar al mercado.

La economía GIG siempre se relaciona con la precariedad laboral, con el abuso. ¿Qué hay de verdad acerca de eso?

Esta es una percepción errónea muy común. En la economía laboral tradicional, la mano de obra también es precaria porque no hay seguridad laboral. Las empresas subcontratan con regularidad y con frecuencia, eliminan y automatizan puestos de trabajo a tiempo completo. En cualquier momento, el trabajo se puede perder. Al depender solo de un empleador y un trabajo, cualquiera que deja de tenerlo corre el riesgo de perder sus ingresos: si pierde su único empleo a tiempo completo, sus ingresos se reducen a cero.
Una falta de seguridad similar existe en la economía Gig. La diferencia es que los trabajadores independientes lo esperan. Saben que los clientes vienen y van, los proyectos comienzan y terminan, y el trabajo tiene temporadas que son intensas y otras no. La otra diferencia es que los trabajadores independientes tienen carteras de trabajo diversificadas, lo que significa que cuando los clientes entran y salen, o los proyectos finalizan, sus ingresos pueden disminuir, pero es poco probable que llegue a cero.

Pero a veces la temporalidad apareja menos seguridad y salario...


Es cierto que en la 'economía Gig' hay muchos trabajadores menos cualificados (especialmente trabajadores bajo demanda) que están mal pagados y tienen un trabajo incierto. También es cierto que en la economía laboral tradicional este perfil de empleado está en las mismas condiciones, tienen un empleo incierto y no tienen control sobre sus horarios de trabajo. Piense en un trabajador de comida rápida o alguien que trabaja en el comercio minorista. La nueva economía no resuelve este problema pero, ciertamente, tampoco lo ha creado.

Parece entonces que trabajar toda la vida en la misma empresa ha muerto. ¿Las oficinas como tal también?

Trabajar por completo para una empresa es una noción obsoleta que no se aplica a la fuerza laboral actual. Un graduado de hoy puede esperar tener múltiples trabajos en el transcurso de su carrera, además de períodos de trabajo independiente.
Como vemos por el aumento del trabajo independiente, ya no es necesario trabajar en una sola oficina. La tecnología ha hecho posible crear una fuerza de trabajo flexible y remota. Los empleadores pueden acceder a una gama mucho más amplia de talentos, buscando fuera de su ubicación geográfica las habilidades que necesitan. De forma similar, los trabajadores pueden elegir cada vez más dónde prefieren vivir y trabajar de forma remota, tal vez yendo a la oficina unos pocos días al mes o elegir dónde vivir para minimizar sus desplazamientos a una oficina.

¿El futuro del trabajo será independiente o no será?

El futuro del trabajo siempre incluirá el empleo a tiempo completo, pero el trabajo independiente seguirá creciendo y se convertirá en una forma de trabajo cada vez más dominante. La economía Gig está creciendo rápidamente, y ha llegado para quedarse.

¿Cuáles serán los empleos del futuro? ¿Trabajar cerca de casa o en el país de origen también será cosa del pasado?

Siempre será una opción, pero trabajar en remoto en distintos países aumentará. Las empresas van a necesitar acceso a habilidades y experiencias especializadas y buscarán más allá de la geografía local. La piscina de clientes y empleadores ya es el mundo.

¿Qué piensa sobre las políticas de los líderes actuales con respecto al futuro?

Han fallado. Necesitamos un mercado laboral y políticas laborales que sean flexibles para todos los trabajadores, empresas dinámicas que admitan cómo, cuánto, dónde y cuándo elijan trabajar los nuevos empleados.

Ahora en Portada 

Comentarios