Por la rebaja de las pensiones

Un jubilado debe ahorrar 63.400 euros para mantener su poder adquisitivo

Un pensionista que se retire hoy ha perdido un 27% de poder de compra por la inflación y al aplicarse el índice de Revalorización de las Pensiones 

En el centro, Pilar González de Frutos, presidenta de UNESPA, junto a Iratxe Galdeano (izquierda) y José Antonio Herce (derecha), codirectores del estudio.
En el centro, Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, junto a Iratxe Galdeano (izquierda) y José Antonio Herce (derecha), codirectores del estudio.

Un trabajador que se jubile a los 67 años necesita haber ahorrado 63.400 euros para poder mantener su poder adquisitivo ante la rebaja de las pensiones que han traído consigo las últimas reformas. Este pensionista necesitaría contar por ello con 380 euros más al mes. La subida de los precios y la aplicación del Índice de Revalorización de las Pensiones suponen una pérdida de poder de compra del 27% para el pensionista que se retire hoy día.

Ésta es una de las principales conclusiones del informe Soluciones para la jubilación: Naturaleza, ventajas, defensa y fomento de las rentas vitalicias en España, elaborado por la patronal de seguro, Unespa, y por Analistas Financieros Internacionales (AFI). Este documento incide en que el consumo de los jubilados es "una parte muy importante del consumo privado" que representa, as u vez, en torno al 60% del PIB.

De acuerdo con el estudio, los pensionistas que se jubilen hoy perderán una media de 350 euros mensuales de poder adquisitivo a lo largo de su retiro como consecuencia de las reformas de pensiones de 2011 y 2013. Estos cambios normativos sirvieron para retrasar la edad de jubilación a los 67 años de forma progresiva, para cambiar la forma de revalorización de las pensiones e introdujeron el llamado factor de sostenibilidad, entre otras medidas.

Esos 63.400 euros serían el ahorro medio para mujeres y hombres, puesto que la mayor esperanza de vida de éstas y su menor pensión obligaría a las jubiladas a hacer un esfuerzo mayor: necesitarían 71.318 euros para poder garantizarse su poder de compra, frente a los 55.427 euros de los hombres.

Impacto sobre la economía y el empleo

El informe apuesta por la opción de las rentas vitalicias como solución a este problema que va más allá del ahorro privado, puesto que tiene implicaciones directas para la economía y el empleo. Si no se compensa con ahorro privado, el menor gasto de los jubilados por el recorte de su pensión tendría un impacto negativo para el conjunto de la economía de 46.000 millones de euros en términos de Valor Añadido Bruto en 2035.

Es decir, que la actividad económica se vería mermada dentro de diecisiete años en un 3% del PIB. Para entonces, el impacto negativo en términos de puestos de trabajo que no se cubrirían por esa menor actividad económica sería de 754.700 personas. Esto es, el empleo previsto para entonces se reduciría en un 3,7%.

El informe cifra, además, el impacto medio anual de aquí a entonces y los sitúa en 20.100 millones de euros al año (en torno al 1,5% del PIB) y en 330.200 puestos de trabajo menos por la ausencia de renta de los jubilados (el equivalente al 1,6% del total de los trabajadores).

El estudio concluye que las rentas vitalicias podrían contrarrestar estos efectos negativos al generar una demanda interna que proteja el empleo y el crecimiento económico. "Las rentas vitalicias son un instrumento idóneo para complementar la pensión pública de jubilación, alivian las presiones que existen sobre el sistema público y contribuyen a su sostenibilidad", subraya Afi.

Un jubilado debe ahorrar 63.400 euros para mantener su poder adquisitivo

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios