Las aves de Castilla y León despiertan el interés para el turismo británico

  • Luis Ángel Reglero.

Luis Ángel Reglero.

Valladolid, 28 ago.- Castilla y León ha despertado un creciente interés entre operadores turísticos británicos especializados en turismo de naturaleza, por el potencial de esta Comunidad para el avistamiento de aves.

Operadores británicos como Nature Treck, Limosa Holidays o Ornit Holidays ya se han interesado por incluir a Castilla y León en su oferta de turismo ornitológico, según ha explicado hoy a Efe el gerente del programa de desarrollo rural de ADRI Tierra de Campos-Zona Norte de Valladolid, Eugenio García-Rojo.

Este es uno de los grupos de acción local que participa en el proyecto Turismo de Interior y Ornitología (TRINO), destinado a potenciar el turismo ornitológico en Castilla y León.

Eugenio García-Rojo ha señalado que unos 140.000 británicos pasan anualmente por Castilla y León en su recorrido desde puertos del Cantábrico, como los de Gijón, Santander o Bilbao, a los que llegan en ferris procedentes del Reino Unido, en su camino hacia Gibraltar o las costas andaluzas.

Solo en la Costa del Sol, se calcula que residen unos 250.000 británicos, ha destacado el gerente.

Este flujo discurre por la Ruta de la Plata y el objetivo es que los amantes de la naturaleza, y en especial de las aves, se detengan en Castilla y León, ya que el Reino Unido es uno de los países con más aficionados a la ornitología.

De hecho, Limosa Holidays ya incluye visitas a Gredos y, según García-Rojo, Nature Treck ya tiene planteados viajes por la región.

Actualmente la oferta de estos operadores se centra más en comunidades como Extremadura o Andalucía, o en los Pirineos, por lo que el objetivo es que también incluyan a Castilla y León.

Esta Comunidad cuenta con registros de 361 especies de aves, 218 de ellas consideradas nidificantes, de las 266 citadas en toda España, entre las que se incluyen la cigüeña negra, el buitre leonado, el águila imperial ibérica, la avutarda o el urogallo cantábrico.

Además, cuenta con setenta zonas de especial protección para las aves (ZEPA), el 21 por ciento del territorio de la Comunidad, según datos de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León.

Castilla y León presenta además dos tipos de climas, el atlántico y el mediterráneo, con una variedad de ecosistemas desde la montaña a la llanura, jalonados de humedales y riberas, por lo que atesora una valiosa y variada avifauna.

El proyecto TRINO aglutina a catorce grupos de desarrollo rural Leader y Proder, en colaboración con esta Fundación, que desde 2009 presentan una oferta de turismo ornitológico a través de varias rutas por la comunidad.

A los participantes se les proporciona material de observación, como prismáticos y telescopios, y un guía ornitólogo les acompaña en las salidas al campo, en grupos de un máximo de quince personas.

TRINO cuenta ya con 348 empresarios de alojamientos rurales y 21 empresas de turismo activo adheridas, como Náyade, Wildwatching o Two Birds-One Stone.

El programa abarca un área de 62,571.18 kilómetros cuadrados, más de la mitad de Castilla y León, de ellos 16,637.77 incluidos en la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

Mostrar comentarios