Lunes, 25.05.2020 - 01:11 h

Las bolsas europeas caen alrededor del 5 % por el pánico a la recesión

Las bolsas europeas cayeron hoy alrededor de un 5 % por el pánico a una nueva recesión global ante el debilitamiento económico y la crisis de endeudamiento, que obliga a los gobiernos a ahorrar y les deja sin margen de maniobra.

Arantxa Iñiguez

Fráncfort (Alemania), 5 sep.- Las bolsas europeas cayeron hoy alrededor de un 5 % por el pánico a una nueva recesión global ante el debilitamiento económico y la crisis de endeudamiento, que obliga a los gobiernos a ahorrar y les deja sin margen de maniobra.

Fráncfort bajó un 5,28 %, Milán se dejó un 4,83 %, París perdió un 4,73 %, Madrid cedió un 4,69 % y Londres lo hizo un 3,58 %.

El Euro-Stoxx 50, de las principales empresas de la zona del euro, perdió un 5,1 % y acumula una caída anual del 24,5 %.

Los títulos que más perdieron en Europa fueron los financieros -bancos y aseguradoras- y los cíclicos, estos últimos de empresas más sensibles a la coyuntura y que bajan antes en bolsa cuando la economía entra en una etapa recesiva, como los industriales, químicos, automovilísticos y materias primas.

El DAX 30 de Fráncfort es el índice europeo en el que cotizan más títulos industriales y químicos.

Además, la derrota electoral del partido cristianodemócrata de la canciller alemana, Angela Merkel, hace temer que se debilite el apoyo a los países europeos que atraviesan dificultades de financiación.

A ello se unió que el índice Nikkei de Tokio terminó con un caída del 1,86 %, en medio de la depreciación del euro frente al yen.

Algunos operadores hablaron de señales de pánico y de una retirada de capital de Europa.

En lo que va de año Fráncfort pierde un 24,1 %, Londres cae un 13,5 %, Madrid cede un 18,2 % y Milán lo hace en un 28,9 %.

Se observan de nuevo tensiones en el mercado financiero, donde los bancos comerciales se prestan entre ellos a corto plazo, ya que prefieren depositar el dinero en el Banco Central Europeo (BCE), pese a que la remuneración es menor, del 0,75 %.

Los bancos comerciales de la zona del euro han depositado unos 150.000 millones de euros en la facilidad de depósito del BCE.

La rentabilidad del "Bund" (bono alemán a diez años), considerado un activo muy seguro, cayó el pasado viernes por primera vez por debajo del 2 % y hoy bajó aún más hasta el 1,84 %, mientras que subieron las primas de riesgo de la deuda española e italiana hasta 341 y 372 puntos, respectivamente.

Además, la subida del precio del oro superó la del platino, lo que, según algunos expertos, es una señal de una situación de crisis, como la vivida tras la quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers, en 2008.

Sin embargo, la analista de renta variable de Commerzbank Petra Gräfin von Kerssenbrock dijo a Efe que ahora existen diferencias fundamentales respecto a la situación tras la quiebra de Lehman Brothers, ya que hay mucha liquidez en el mercado por las inyecciones de los bancos centrales, las empresas no están tan endeudadas y la situación de los bancos es mejor.

Kerssenbrock añadió que en los mercados se intensificó el debate sobre la capacidad de Italia de reducir su endeudamiento.

El precio del oro marcó un nuevo récord en Londres en 1.895 dólares, un aumento del 1,05 % respecto al pasado viernes, al actuar este metal como refugio frente a la inestabilidad de otras inversiones.

Al temor a una recesión se suman las demandas del Gobierno estadounidense contra varios bancos europeos, entre ellos el alemán Deutsche Bank.

El Deutsche Bank bajó un 8,9 %, el francés Société Générale perdió un 8,6 %, el holandés ING cedió un 8,5 % y el italiano Unicredit lo hizo un 7,3 %.

El productor francés de componentes Schneider Electric retrocedió un 6,6 % y el fabricante automovilístico Daimler cayó un 6,5 %.

Las palabras del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, quien aseguró que Europa escapará de la recesión con un "modesto" crecimiento, no sirvieron para calmar a los mercados.

El presidente del Deutsche Bank, Josef Ackermann, descartó de momento nuevos recortes de empleos, pero no en caso de que la situación empeore.

Ackermann dijo que el sector financiero tiene posibilidades de crecimiento limitadas ante la nueva regulación bancaria y la crisis de endeudamiento de la zona del euro y vio similitudes entre la situación actual de los títulos bancarios en los mercados bursátiles con la que se vivió en otoño de 2008, tras la quiebra del banco Lehmann Brothers.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING