Mejor dato desde 2014

Las comunidades cumplen cada vez más y reducen la morosidad a 11,5 días de media

Las autonomías acumulan una deuda comercial del 0,5 % del PIB, todavía lejos de su deuda pública, en el 25% del PIB.

Fachada del Ayuntamiento de Valencia.
Fachada del Ayuntamiento de Valencia. / EFE

Las autonomías vuelve a marcar récord, por fortuna y después de que su deuda tocara techo en 2012, el hito consiste en haber reducido su morosidad al máximo. El periodo medio de pago a proveedores del conjunto de las comunidades se situó en diciembre pasado en 11,50 días, el mejor dato desde 2014,según ha informado este lunes el Ministerio de Hacienda.

Las comunidades comenzaron a retrasar los pagos de sus facturas al vaivén de los primeros coletazos crisis. No pagar fue la primera solución que hallaron para sortear los problemas de tesorería que les acuciaban ante la abrupta caída de ingresos. Luego llegaron los recortes y ajustes de plantillas públicas.

En 2011 la bola de fuego amenazaba con llevarse el sistema por delante. El Gobierno del PP puso entonces en marcha un plan de pago a proveedores en 2012 para que las comunidades pudieran hacer frente al pago de sus deudas comerciales. El plan consistía en préstamos con bajos tipos de interés en un momento en que los mercados exigían altos rendimientos. Las comunidades se lanzaron en tromba y liquidaron 3,7 millones de facturas por importe de 17.704 millones de euros.

11,50 días, récord

La media de 11,50 días de demora de diciembre supone una disminución de 8,23 días con respecto al mes anterior, es decir una mejora del 41,71 % y esa variación se debe fundamentalmente a la reducción en 11,53 días en la ratio de las operaciones pagadas, pasando de 19,28 a 7,75; así como a la disminución en 4,60 días en la ratio de operaciones pendientes de pago, variando de 20,11 a 15,51 días. La recuperación de los ingresos regionales y los créditos blandos del Estado (FLA) también contribuyeron a reducir la deuda comercial de las autonomías al mínimo. 

Durante 2017, el conjunto de las comunidades autonómicas ha presentado un pago a un periodo inferior al plazo máximo de pago a proveedores establecido en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera (LOEPSF).

En diciembre, Cantabria es la única comunidad que incumplió el plazo de 30 días, según Hacienda, que destaca que Baleares y Comunidad Valenciana han reducido su morosidad por debajo de ese umbral. Además, la Comunidad Valenciana ha cumplido por primera vez con el límite máximo de pago. Como en meses anteriores, ninguna comunidad supera el plazo de 60 días.

Deuda comercial, 0,5% del PIB

Respecto a la deuda comercial se ha incrementado en 149,26 millones de euros, lo que supone un aumento del 2,64 % con respecto al mes anterior, situándose en 5.810,28 millones de euros, equivalente al 0,50 % del PIB nacional. En conjunto, desde 2012 y hasta diciembre de 2017, las 14 comunidades que suscribieron un plan de ajuste (en términos homogéneos) han reducido su deuda comercial un 78,87%. Respecto a la deuda no financiera, se incrementa en 3.130,33 millones de euros, lo que supone un aumento del 31,29 % con respecto al mes anterior, situándose en 13.133,38 millones de euros, equivalente al 1,20 % del PIB (sin considerar al País Vasco).

Los ayuntamientos, todavía a 44 días

Los ayuntamientos pagan peor y tardan en abonar sus facturas hasta 44,04 días, 17,22 días menos con respecto a septiembre de 2017, cierre del tercer trimestre. Además, de las entidades que han presentado información en el mes de diciembre, la amplia mayoría cumple. De las principales ciudades, ninguna excede los 60 días y un total de tres -Palma de Mallorca, Sevilla y Las Palmas de Gran Canaria- presentan más de 30 días en diciembre.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios